La cuenta atrás ha empezado.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi, guys! 

¿Cómo estáis? Ante todo, ¡feliz lunes!

¿Qué te pasa?, diréis algunos; y la verdad es que tenéis razón, hoy estoy un poco más contenta de lo habitual. Ya llevo un par de semanas que reboso de alegría y mis amigas, amigos, y a mi familia son a las que más he contagiado esta ilusión, alegría y ganas de vivir.

Este chute de positividad y de amor por la vida no viene precedido porque el viernes sea el Black Friday, que también (a quién pretendías engañar, Lauren), ni porque este viernes sea el alumbramiento del árbol en Madrid… Estoy feliz porque ya puedo sentir cerca, muy cerca, mis fechas favoritas: Navidad.

Soy una mujer a la que le encanta esta época. No, ahora en serio, soy una friki (Nos quedó claro con el storie de los villancicos, tranquila) La familia, los amigos, las fiestas, el ambiente… Para mí, son días mágicos, donde relucen las palabras y los deseos más bonitos. Cuando se acercan estas fechas, siento que nada malo puede pasar. Qué cursi me ha quedado eso.

Al grano, que me voy como siempre. He decidido que dado que pronto estaremos rodeados de días donde los eventos, las fiestas y las celebraciones encabezarán gran parte de nuestro tiempo, por lo que para evitaros quebraderos de cabeza, os voy a ir proponiendo dos looks de aquí a Navidad para que tengáis una fuente de inspiración, un poco alocada, eso sí; ya me conocéis. Además, estoy muy ilusionada porque me maquetarán un vídeo y todo, ¡tengo a personas increíbles a mi alrededor!

Aquí van las dos propuestas para esta semana:

Son muy diversas entre sí y puede que eso sea una de las cosas que más me guste.

El primer look es un conjunto de dos piezas que puede servir tanto para el día como para la noche. Es apto para una comida o cena de empresa como para una familiar. Posee ese toque roquero que tanto saco a relucir muchas veces. Para los ansiosos, os recuerdo que podéis encontrar el enlace directo en mi 21 buttons, pero la camisa es de Terra, los shorts de Zara y los stilettos de Stradivarius.

El segundo look es un aquí estoy yo en toda regla. No soy de las que siguen el protocolo a rajatabla, pero me parece que ha de ser usado para la noche. El vestido y los stilettos son de Stradivarius, las medias de Calcedonia y el abrigo de C&A. No os puedo negar lo que me gusta; es más, siendo franca os he de decir que me apasiona.

Y me apasiona por una simple razón: me apasiona porque looks como este demuestran que no hace falta ser una modelo de Victoria Beckham para ser guapa o ser sexy. Me he cansado de los cánones actuales de belleza que no hacen más que subordinar a la mujer. La moda no es el cinturón, la moda es la amiga que más sabe de arte. No hay reglas. Solo un requisito: amarte.

He podido contar una vez más con el increíble talento de mi fotógrafa y gran amiga Natalia Reyes, a la que estoy tremendamente agradecida por su grandioso trabajo.

Y a vosotros, una vez dicho esto, no me queda otra cosa que decir, salvo: gracias por esta conmigo una semana más. Espero que tengáis una semana ínclita y aguardo la esperanza de que me acompañéis la semana que viene con otro post y otras dos propuestas navideñas en “Talla Treinta y Ocho”.

Gracias por vuestro tiempo, sois los mejores.

L.I.

VOGUE FASHION NIGHT OUT MADRID 2017.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi, guys! Creo que hoy es uno de esos días en los que esperáis mi nuevo post con ansia. Bueno, pues stop a la ansiedad que ya estoy aquí.  Pido perdón por mis historias de Instagram de ayer, y sí lo afirmo en 1… 2… 3… ¡LOS VFNO FUERON UN FIESTÓN!

img_4090

Si os soy sincera solo me moví por el barrio de Serrano, lo sentía más mi rollo, más mi estilo, más yo. Cuando salí de metro tuve que subirme a la escalinata de un banco para sostener la poca esperanza que me quedaba de que mis amigas me encontraran, porque QUÉ DE GENTE, DIOS MÍO. La gente estaba piradísima.

Cierto es lo que dicen, todo el que disfruta de un mundo tan extenso y peculiar como el de la moda estaba ahí. Las calles de Serrano estaban abarrotadas por gente con estilo y con cuadros abstractos que intentaban serlo y nadie entendía, vamos a ser sinceros. El style street de los VFNO fue muy diverso.

Había chicas y chicos que podían posar para el catálogo de una marca porque en cuanto los veías pensabas “¿de dónde serán esos zapatos?”, claro que luego había otros que incluso hasta decías en voz alta: ” pero hija mía, ¿qué te has puesto?” Es solo una opinión y muchos de vosotros podéis pensar que no soy nadie para hablar, que diferís en mi mera opinión o que simplemente tengo razón y soy la reina del drama; a gustos colores, pero me hizo mucha gracia, y lo siento si ofendo a alguien, que chicas y chicos se colocaran un vestido largo de boda y que se creyeran que eran los modelos de la nueva colección de María Escoté, cuando el verdadero atuendo de una fiesta como la de los VFNO es vestir informal, ser tu misma, hacer locuras y crear looks de portada de revista. Claro que una vez confesado mi criterio de  ojo de halcón con respecto a la fiesta de anoche, también os digo que os pongáis lo que os dé la gana.

Yo escogí este look:

img_4026img_4030

La verdad es que estoy muy orgullosa de él, y no solo porque me encante el rollo que tiene, cómo me queda o cómo me hizo sentir, sino porque se ve que a los fotógrafos del evento también les encantó porque ¡ME HICIERON FOTOOOOOOOOOOS!

No, ahora en serio, no me lo podía creer. Estaba con una amiga y de repente observé cómo una chica con una cámara más grande que ella disparaba flashes en mi dirección. Así que desde aquí hago un llamamiento, si me veis por algún lado, ¡avisadme!

img_4102-1img_4018img_4061

Fotomatones, concursos, palomitas, algodón de azúcar, ofertas, champán, música… La fiesta de los Vogue fue una experiencia única y exitosa que una vez más triunfó en el mundo de los que nos apasiona la moda. Por cierto, tengo cuatro meses de HBO gratis.

Celebridades como Madame de Rosa, Mario Vaquerizo, Laura Sánchez (no yo, la actriz, la famosa), Pelayo Díaz, Natalia Ferviú, Moisés Nieto, Gigi Vives, se paseaban por las calles viviendo y disfrutando la experiencia al igual que “las personas corrientes”. Puede que a veces se nos olvide que siguen siendo personas como nosotros. Fue una fiesta increíble, la cual era ideal para disfrutar con amigos, lo cual yo hice.

Solo cabe destacar lo bien que me lo pasé, lo grandioso que me pareció y lo resacosa y cansada que me siento la mañana en la que me toca estudiar, poner lavadoras y planchar. Se puede decir que mi primer juernes universitario ha sido un boom, algo que tardaremos en superar y es que estoy casi segura de que los culpables de que me lo pasara tan increíblemente bien y de que hoy me dé vergüenza mirar mis historias de Instagram, además de los Vogue, fueron mis amigos, que están tan mal de la cabeza como yo.

img_4082img_4081

img_4033img_4102-1img_4103-1img_4090

img_4051img_4032img_4048img_4026img_4067img_4072img_4046img_4030img_4069img_4043img_4050img_4027img_4055img_4045img_4018img_4019img_4061img_4036

Os he cedido una galería detallada de todo lo que pude captar anoche. Solo me queda daros las infinitas gracias que siempre os debo por llegar al final de cada post, por leerme cada vez más y sobre todo por la joya de la corona, que ya sabéis que para mí es el tiempo. Seguid atentos a mi Instagram y a mi blog porque la semana que viene voy a tener una millonada de eventos y de fiestas, entre ellos el desfile de la ESNE y mi tour por la Mercedes-Benz Fashion Week, donde nuevamente soy invitada. Madrid es vida. Madrid es moda.

Nos vemos muy, muy pronto.

L.I.

¡Y con Mickey me voy de viaje!

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi guys!

Para quien no se haya levantado todavía o le pase como a mí que ya no sé ni en qué día vivo, hoy es el último día de julio. ¡Ya! ¿No os parece que este verano se está pasando más deprisa que de costumbre? Dicen que cuando cumples los dieciocho la vida pasa más deprisa, ¿pero tanto? Solo me quedan treinta días para despedirme oficialmente de Almoradí. Y espero que sea una despedida larga, eso siempre será buena señal.

Hoy os traigo un outfit que muchos pensaréis que qué mosca me ha picad porque es bastante bastante sencillo, pero estoy segura de que os encantará.

img_2483

¿Qué me decís?

Es muy apto para estos días en los que el calor nos inunda y ya no sabemos si hacer nudismo por la calle o hibernar en nuestra casa con el aire acondicionado, o en mi caso, con el ventilador.

Ahora que se aproxima una época para mí de muchos viajes (Madrid, Granada, Totana, Madrid y Menorca…) la comodidad casi prima en mis looks, aunque siempre tendrán mis toques extravagantes, como el lazo de puntos, mis gafas, o mis labios rojos… ¡ESO QUE NO FALTE!

Si os soy sincera, pocas veces me pongo pantalones cortos, creo que en este año, es la primera vez, soy más de vestidos y de faltas, pero eso ya lo sabéis… Además el look muy básico, muy sencillo y muy copiable. Así que tranquilos, que sí, podéis copiarme. ¡Si ya sabéis que me encanta!

Aquí os dejo unas cuantas fotos más para que os entretengáis mirándolas y para que se note que me esfuerzo  en mejorar cada día más por y para vosotros. El jueves estaré en Madrid, así que no os perdáis en mi Instagram Stories Instagram de Lauren (spam al poder) todo lo que me suceda. ¿Volverán a ser puntitos mis historias?

Y ya como siempre solo me queda daros las gracias por ser como sois y por apoyarme tanto como lo hacéis. Me encanta leer y releer los mails que me mandáis, y muchas veces me emociono cuando me decís que me he convertido en un referente para vosotros. Gracias, de verdad. Sin vosotros, nada de esto sería posible.

Nos vemos muy pronto con otro post en “Talla Treinta y Ocho By Lauren.”

L.I.

Flowers en Julio!

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi, guys…!

Estamos terminando Julio, y yo pido perdón por haberme retrasado tanto en los post que prometí que subiría más a menudo (tú siempre haciendo promesas que luego no puedes cumplir), pero bueno, aquí estoy encantada de estar una vez más con vosotros.

Hoy el día ha sido un tanto movido. Últimamente con el trabajo, la novela (pronto se lanzará y no os quepa duda de que seréis los primeros en saberlo), la mudanza, y ahora la matrícula, algo se me escapa… Ya tengo fecha de ida. Mis peúcos pisarán Madrid el uno de septiembre… Tengo ganas, claro que sí, pero tampoco me apetece dejar atrás todo esto. Al fin y al cabo, y aunque ya suene un tanto melancólica cuando ni siquiera me he ido todavía, Almoradí siempre será mi casa.

Ahora sí que sí. ¡NO ME ENTRETENGO MÁS! Es tiempo de pasear, de ir a tomar café, helado, de fiestas, de barracas, es tiempo de disfrutar. ¡Estamos en verano! Por eso os traigo una de mis más brillantes propuestas… Este vestido aguamarina que no os imagináis de dónde es…

img_2258-2.jpg

¿Os hacéis una idea? ¿No? Pues esta maravilla de vestido, aunque nadie lo diría, es de tachán, tachán….

¡PRIMARK!

Ahora que este verano trabajo en Zenia Boulevard tengo la suerte de poder echarle en guante a sorpresas o chollos como este. El color me encanta, el corte me encanta, el estampado me encanta… ¡ME ENCANTA! Y además creo que me va a ser muy útil, dado su versatilidad… También puedes usarlo de noche con un stiletto o un tacón de color ácido, ya sea mandarina o cereza.

Como era de día, (bien temprano, la verdad) yo he optado por una cuña de esparto de color nude y una caja de cristal, aunque perfectamente podría haber sido una bolsa de mimbre, ésas que tanto se llevan ahora. Un look de día impecable, y si no lo es, la verdad es que me da igual.

Os dejo más fotos de mi sorpresa. ¿A que es una maravilla?

Y como siempre, gracias por compartir vuestro tiempo conmigo. Hacéis que esto merezca la pena. Os prometo, y esta vez de verdad, un nuevo post esta semana… Para Sábado, Domingo o así. Ahora ya sí que me despido. Un beso muy grande, y nos vemos muy pronto en otro post de Talla Treinta Y Ocho By Lauren.

L.I.

Bienvenida a la MBFWM.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Muchos de vosotros me preguntasteis por qué no subí post viernes, cuando normalmente lo hago. Tuve una razón muy buena para hacerlo y es que… EL VIERNES ESTUVE EN LA MERCEDES-BENZ FASHION WEEK MADRID.

img_2879

Como lo oís. Talla treinta y ocho voló hasta Madrid para acudir a la Cibelespacio y a los desfiles de, nada más y nada menos, que Moisés Nieto y Miguel Becer (ManéMané). Los que me seguís en snap (lauus99) visteis todo el recorrido.

Madrid es una ciudad preciosa, pero una de los edificios que más me gustan de ella es el Ifema, además de la Gran Vía, lugar donde se todavía se está celebrando el evento, en el pabellón catorce punto uno.

img_3001

Cuando entras abres los ojos como platos, es inevitable. La Cibelespacio es un recinto enorme con un montón de stands de diferentes ocupaciones: revistas de moda, marcas de maquillaje, patrocinadores, ropa de diseñadores… Dentro eres un “experimento social“. Cualquier persona que te habla o te conoce o finge hacerlo. Lo que allí triunfa es ser auténtico. Una de las cosas que más me impresionó y me encantó, todo hay que decirlo, es que allí reinaba la palabra CONFIANZA. La gente caminaba con la cabeza alta, con sonrisas de oreja a oreja, y aunque en las cafeterías se escucharan comentarios como menudos personajes he visto junto al stand de… Era relevante porque increíblemente la palabra que se codeaba con confianza era la de respeto.

Cliquea dos veces para abrir galería.

Ahora os preguntaréis: ¿cómo has conseguido la invitación para asistir? Porque es verdad, a la MBFWM solo se puede asistir con una invitación. Pues bien, la marca Kaiku, mi marca de café latte favorita, me invitó a asistir con un acompañante. Yo no tenía derecho a desfiles, de hecho no me importó. Estar allí ya era un privilegio.

¿Cómo entonces conseguí ver a Miguel Becer y a Moisés Nieto? La suerte estaba de mi parte ese día, puesto que estuve hablando con la marca de zumos Veggies, otra marca que la verdad es que me encanta, y me consiguió dos pases para el desfile.

img_2906

Me apasiona Moisés Nieto, diría incluso que está entre mis cuatro diseñadores favoritos españoles y dentro de mis quince del mundo. Para mí fue increíble encontrarme en la segunda fila de un desfile de semejante categoría. Se inspiró en los JJOO y los cortes del vestido, los tejidos, los colores, la música… Cada detalle se presentaba a la perfección. Aluciné. Al igual que con la colección millennial de ManéMané. En mi mente preserva el recuerdo del penúltimo vestido. Simplemente sensacional.

img_3005

Conocí a Natalia Ferviú, una persona increíble, espontánea y divertida, a Álex Gibaja, y a algún que otra persona conocida.

Fue una experiencia única. Me rodeé de gente como yo, de gente que compartía mis mismos intereses, mis mismas creencias.

Allí no era Lauren, allí era la creadora de Talla treinta y ocho, era una blogger.

Por Dios, ni siquiera me imaginaba que muchos de los que tuve la suerte de conocer, ya me habían leído, ya sabía quién era…

Lo que me llevó a darme cuenta de que de verdad me gusta lo que hago, que me hace feliz, que tengo futuro, y que Talla treinta y ocho, para suerte de unos o desgracia de otros, seguirá en funcionamiento durante mucho, mucho tiempo. Gracias a Kaiku, a Veggis, a la MBFWM a Natalia, a mi primo, a mi madre…

Y en definitiva, gracias a la vida, porque he descubierto que no hay nada como estar viva.