Annual Golden Globe Awards.

Ayer se celebraron los 74th Annual Golden Globe Awards y muchas celebridades pasearon por la alfombra roja luciendo palmito y acaparando, lo que durara el disparo de dos o tres flashes, el foco de atención de todas las miradas. Posaron para multitud de medios de comunicación muchas caras conocidas, otras no tanto, engalanándose de una manera atrevida, clásica, o podríamos decir sosa; con el objetivo de recoger un codiciado premio o simplemente aplaudir al ganador y quedarse con las ganas. Una pena.

Algunas de estas celebridades destacaron por encima de los demás con unas propuestas atrevidas, elegantes, o inesperadas. Supieron sacar lo mejor de ellas. Otras se mantuvieron en su línea; no arriesgando demasiado pero yendo acertadas igual. Otros se colocaron el cartel imaginario encima de su cabezas gritándoles al mundo: “California, hoy no es mi día.”

Como tantas cosas en este mundillo, cualquier opinión al respecto es 100% subjetiva. El lema de etiqueta quedó catalogado como “ven como quieras”. Algunas personas quedaron tachadas de cuadros, pero no como una perfecta pero seria Mona Lisa, sino más bien como El Grito, o cualquier cuadro sombrío de la época oscura de Goya. Nombres de diseñadores como Zuhair Murad, Valentino Garavanni, Dolce&Gabbana, Gucci, Altuzarra, Naeem Khan, Vionnet, Armani, Versace, Prada; tuvieron gran relevancia en la velada.

Y sin más dilación, vamos con los favoritos:

198269
Emma Stone vestida de Valentino Garavanni.
La que pondría en primer lugar y sin temblarme la voz fue a la preciosa Emma Stone vestida del gran diseñador Valentino. Debo reconocer que al principio dudaba, puesto que el tono del vestido y el de su tez es prácticamente idéntico, pero tras deliberarlo, no solo me ha gustado, sino que se ha convertido en uno de mis favoritos. La sutileza del vestido, el corte, la caída y el tejido hacen que no me extrañe que Emma luzca cubierta de estrellas. 

 

isabelle_huppert_5821_620x

He coincidido con Vogue en nombrar a esta monstruo de mujer como es Isabelle Huppert. A mí de mayor me gustaría lucir como ella. Con ese porte, esa elegancia, ese saber estar. Fue la más comentada en toda la noche y no me extraña.
198265-2

 

Evan Rachel Wood tarareaba el viejo mito de Chanel soy mujer y puedo llevar pantalones. Lució elegante, demostrando una vez más que menos es más y presumiendo de un traje minimalista con una sonrisa escueta y orgullosa. ¡Claro que sí, Evan!

  

La brillantina y las lentejuelas estuvieron presente pese a que Nochevieja había pasado.



El negro tuvo su clásico protagonismo, luciendo como la mejor Meryl Steep, Lady Gaga Kristen Bell sin necesidad de ensombrecer a las demás.


Barrocos excesivos vs tonalidades empolvadas y satinadas debatieron un contraste e intenso duelo durante toda la noche, pero ayer todo estaba permitido.



Blanco. ¡Como las novias! ¡Claro que sí, guapi! Todo el mundo habló de Sarah Jessica Parker y su vestido de Vera Wang, sin mencionar a  Gillian Anderson. Yo solo puedo decir que…¡Sí quiero!


A partir de aquí he estado pensando que looks no me han tocado la venita sensible y cuales son ¡he metido la gamba! Hubieron personalidades que se quedaron sosas, que no sacaron todo lo que podían dar y otras que metieron la pata hasta el fondo, o bien no acertando en nada o bien arriesgando demasiado y  convirtiéndose en vulgares o en cuadros abstractos. Os dejo algunos suspensos y aprobados raspadillos.



Y los peores… 


Lo que está claro es que fue una noche de glamour, focos, cámaras y premios dorados. Rindieron homenaje a la reciente fallecida Carrie Fisher y cada galardonado posó con su premio.

Sabemos que los vestidos que lucen son regalados. Las grandes firmas se pelean para que determinadas celebridades posen con sus vestidos para luego publicarlos con su etiqueta, pero lo que nos parece excesivo es la cantidad de dinero que se gastan en personal shopper (60 000  euros), peluquería (6 000 euros), maquillaje (2 500 euros), guardaespaldas de joyas y vestuario (6 000 euros), modista de la casa para que haga los arreglos pertinentes (20 000 euros)… Y estoy tirando por lo bajo. Saquemos cuentas… Sabemos que se lo pueden permitir, pero casi más vale la pena que no te inviten.

 L.I.

 

 

 

 

 

 

 

Black romantic.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES! 

         Well, lunes, amor mío, sé bueno. 

Podría deciros tantas cosas… Querría contaros tantas cosas, pero no voy a adelantar acontecimientos. Cada cosa a su tiempo, ¿no? Ahora estáis pensado: ¿entonces para qué dices nada? Todo llega cuando tiene que llegar, pequeños. 

¡QUEDAN CUATRO DÍAS PARA EL BLACK FRIDAY! ¿Tenéis localizados vuestras estrellas? Yo os mostraré mi lista miércoles. Sé que lo estáis deseando, aunque no creo que tanto como yo.

 Ayer asistí como empleada al palco de la ópera para ver Tosca, una tragedia donde dos galanes se pelean por una dama y al final, casi todo el mundo fallece. Fue entretenida, la verdad. Trágica, es una tragedia…. Pero trágica. 

¿Por qué os cuento esto? Muchos de vosotros me pedisteis que os hablará del look que mostré por instagram y snapchat. Me encanta que interactueis tanto conmigo, que me deis vuestra opinión… Cada día sois más y me hace tan, tan feliz… 


¿Os suena? Lo pedísteis… Y well, eso voy a hacer.

En primer lugar quiero comentaros que básicamente se trata de un outfit gótico-romántico, inspirado en desfiles como los de Valentino o Givenchy, dos diseñadores que situaría en mi lista Top 20. El encaje del blanco contrasta todo lo sobrio del azul fosco. Quizás también podríamos nombrar el aire londinense que tanto me gusta y tanto me suele identificar en tantos de mis looks.

La blusa murciélago es la nueva colección otoño-invierno de Stradivarius, el vestido pichi es de Springfield (no es la primera vez que os lo muestro. Es una pieza que la verdad es que me está dando bastante juego y me alegro de haberla adquirido. Se combina muy fácilmente.) La inconfundible capa de collarín peludo es de mi querido ASOS y mis Oxford customizazos con lazos de terciopelo azul son de Zara


Mi maquillaje fue simple, pero intenso. La base como siempre es de Estee Lauder. La recomiendo y no me cansaré de decirlo, sobre todo para las personas con la piel grasa. Matifica brillos y deja un efecto terciopelo que dura todo el día. El colorete, que en las estaciones más frías me gusta marcar es de Maxfactor. En este caso, los protagonistas son el eye-liner y la barra de labios, por su color intenso. Ambos son de Loreal.

Como complemento anduve corta quizás. No hay mejor complemento como un buen bolso con su pañuelo. En mi caso escogí mi preciado bolso de mano plata con mi pañuelo preferido de topos de Zara; y lo mejor de todo y sin duda: una sonrisa sincera y amable. 

La gente me saludó con sonrisas y con un qué guapa estás, puesto que resultó diferente a lo que suelo utilizar. 


Me alegré de hacerlo. Hay que atreverse a ser diferente, a probar cambios… Total… de eso se trata vivir, ¿o qué pensáis vosotros? 


Perdería antes un príncipe, que un buen par de zapatos.

 

 

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Es lunes, pero…. ¡LUNES DE PUENTE! ¡Feliz Halloween! Happy Halloween!

¿Disfraces? ¿Fiestas? ¿Qué vais a hacer esta noche de brujas? Yo no voy a asistir a ninguna fiesta exclusiva, no esperéis Snapchats… Este año he decidido revivir mi infancia y voy a acompañar a una niña a la que le doy clases a pedir caramelos. Me apetece ver la ilusión en sus ojos, escuchar su risa, admirar su inocencia…Este año me apetece recordar lo que he crecido. Qué cursi suena todo esto.

Aumentamos en número de visitas y solo puedo decir: ¡GRACIAS!

Hoy voy a hablaros sobre mi locura, mi obsesión, mis zapatos. Después de hacer una gran, gran limpieza de armario, me he quedado con veintiséis de mis joyas, que esperan impacientes la llegada de nuevos hermanitos. El otoño es lo que tiene, nos obliga adeshacernos de lo que ya no usamos para donarlo, tirarlo o pasarlo a otras personas que indiscutiblemente, lo necesitan más que nosotros. (Y más acercándose el Black Friday.)

Cediendo a la petición de Joana, una chica de Lugo que me preguntaba por mis zapatos, he decido tratar el post de hoy sobre ellos. Puede que algún día lo haga sobre mis bolsos, mis camisas o mejor no preguntéis.

Joana me pregunta ¿tienes un par de zapatos favoritos? 

Favorito no, pero si podría decirlos

que….

a estos les tengo un cariño especial.

Muchos pensáis que 26 son muchos zapatos; es posible.

Muchas deseáis verlos, estoy aquí para eso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cliquea para observarlos:

Si tuviera que responder a la pregunta de cuál es tu tipo de zapatos favoritos respondería que no hay nada mejor que un buen zapato Oxford o un botín, y más todavía si es stiletto.

Me declaro fan de diseñadores como Jimmy Choo, Miu Miu, Louboutin, Valentino o Chanel, pero como diría Carrie en Sexo en Nueva York: yo no tengo miedo a las alturas, ¿tú has visto mis zapatos? Me rindo ante un buen par de Manolos.

Yo ya me he confesado, los zapatos son mi complemento favorito. Perdería antes un príncipe que un zapato. Cenicienta cometió un error (?) Ahora os toca a vosotros. ¿Cuáles son vuestros zapatos favoritos?

img_4294