Chaos on the street

Fotografía Sergio G. Del Amo

Martes 13. Vaya día, colega. Los cielos de Madrid vuelven a teñirse de gris, de extrema melancolía y de lágrimas provenientes del cielo, las cuales nos recuerdan que las emociones son la base de las relaciones entre seres.

Sigue leyendo “Chaos on the street”

Lunes, y me siento genial.

¡HOLA A TODO MIS LECTORES!

Hi guys!

¡Feliz lunes! Sí, son felices, que no os engañen. ¡Seamos positivos! Hoy os escribo en el tren. Son las ocho de la mañana y voy por mi segundo café, quizás por eso ahora mismo la vida es maravillosa. Este puente (llevo sin ir a clase desde el miércoles) he tenido millones de cosas por organizar, por hacer, y seamos claros: cuanto más días libres tengo, menos ganas tengo de hacer nada (ahí le has dado) Las sábanas se han adherido a mi cara como las mascarillas de carbón que tanto se pusieron de moda y por eso, para mí y para vosotros, buenos días.

Hoy os traigo un look que, personalmente me fascina. Lauren, siempre dices lo mismo; y es verdad, pero si no me gusta a mí, que soy la que lo llevo, no sé a quién le va a gustar. ¿Y has necesitado muchos años de carrera para llegar a esa conclusión? Pues no, porque todavía estoy en primero.

Me centro, porque a veces desvarío… Me estoy haciendo mayor.

El caso es que me encanta. El jersey oversize, los colores neutros, mis botas altas, y mis labios rojos. Siento que nadie puede pararme.

Esto último puede parecer una tontería, pero no lo es. En nuestra mano se encuentra el querer sentirnos guapas, guapos, el poder con todo. Mi madre siempre me decía de pequeña que tenía que saber ser yo misma por mí, y no por los demás. Sabia, madre. Esta última frase he acabado aplicándola para todos los campos de mi vida.

Así que ahora os digo yo a vosotras y a vosotros: “Vístete para gustarte a ti y no para los demás.” Siéntete guapa, guapo, sexy, poderosa, poderoso, ¿por qué no? ¿Quién te lo impide? Si te apetece ir a por el pan en tacones, adelante; y si te apetece ir a una gala en chándal, ¿qué? ¿Qué pasa?

No puedo decir que sea licenciada en moda o que tenga un máster, pero una de las cosas que he aprendido del mundo de la moda es que la moda no es el cinturón, como muchas personas creen, sino que es más como el brilli brilli de La Vecina Rubia.

Así que cálzate unos tacones, o unas zapatillas, qué más da, y sal al mundo. Porque una cosa está clara, nadie va a hacerlo por ti.

Solo me queda daros las gracias por vuestro tiempo y por llegar al final. De verdad, estoy muy agradecida. Os quiero un montón y nos vemos muy pronto con otro post en “Talla Treinta y Ocho”. Pasad buena semana. Es vuestro tiempo, y no hay cosa que me guste más que me digan “Lauren, el tiempo es tuyo”.

L.I.

Hoy mi cuerpo pide salsa. 

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES! 

Hi guys…

Como siempre comienzo daros las gracias, porque seguís semana tras semana apoyándome como si no existiera un mañana. También porque sois los mejores, porque cada vez somos más y porque sí, que hay ser agradecido en esta vida. 

Dicho esto, comenzamos con el post de hoy. (No hace falta que aplaudáis) 

La verdad es que hoy hace un frío que pela. Tiempo, me estás mareando. Invierno un día, primavera otro… Hoy os traigo una propuesta que la verdad es que además de parecerme acertada para este tiempo, me encanta. 


No es ni la primera vez que me veis este vestido, ni la primera vez que veis estos botines y aunque no es “propio” de una blogger repetir, ME EN-CAN-TA. (Y además, el día que yo no me salte una “regla” o siga al pie de la letra cualquier protocolo  absurdo, sabed que me habrán suplantado.) 

Es un outfit divertido, versátil, y con estampados atemporales que no pasan de moda. Porque… ¿Cuántas temporadas llevamos viendo las rayas marineras? 


Muchas os echáis para atrás con las rayas horizontales porque nos hacen parecer más anchas, pero tengo que saltar esta vez en defensa de nosotras mismas. Tenemos que sentirnos conforme y cómodas con nuestro cuerpo, mirad sino a Kim Kardashian.

 Además cuanto más delgadas sean las líneas entre sí, menor será el efecto de este estampado, tan criminal a veces y que tanto nos preocupa otras tantas. El amor de verdad comienza con el amor propio. ¿Os habéis levantado alguna mañana y habéis gritado al espejo: qué guapa soy y que mujerón tengo hoy delante. Que se preparen las calles, que salgo ya? No, ¿verdad? Pues empezad a hacerlo.

No es hipócrita, tener autoestima está bien. Dejaros de estupideces. Dejaros de prejuicios, dejaros de tonterías, y quereros de una santa vez. Al fin y al cabo, si queréis lucir tipín, espero que sea por vosotras mismas y no porque nadie se meta donde no le importa.


Volviendo al look que me voy del tema y si no, no acabo nunca. Es atemporal, es cómodo, es versátil y apto para cualquier hora del día. ¿Que es de día? Chaqueta vaquera. ¿Que es de noche? Chupa de cuero y labios rojos. Pasaros de la raya y salir esta noche por ahí. ¡Es sábado y la noche pide salsa!

Gracias una vez más por seguir a mi lado y por quererme y amarme como lo estáis haciendo. Sois geniales. Muchos me decís que me merezco todo esto que me está pasando, pero que sepáis que si me sucede, es gracias a vosotros; porque me hacéis el regalo más grande que nadie puede ofrecer a otro: vuestro tiempo. 

Gracias nuevamente y de la manera más infinita existente. Feliz fin de semana. 

L.I.

Reto superado. Entrevista concedida.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

¡Bienvenido sábado! ¡Bienvenido invierno! ¡Qué frío hizo ayer! Alicante sur está en alerta por vientos huracanados, pero como ya veis, no he podido resistirme el hecho de escribiros.

Hoy quiero tratar el juego que puede dar un outfit, dedicado a las personas que me piden estrategias para combinar ciertas prendas. Además, quiero relataros mi fantástica experiencia el pasado jueves, donde niños de segundo de la ESO me entrevistaron para la revista digital de mi instituto. Ya sabéis lo que me gusta contaros todas y cada una de las cosas que me pasan.

https://instagram.com/p/BOHUzmkDPXk/

La entrevista me hizo mucha ilusión. En mis diecisiete años solo llevo cuatro entrevistas concedidas, pero esta vez fue diferente, pues me la hicieron niños. Me emocionó que niños quisieran saber de mí, que les sorprendiera mi vida, mi ritmo diario… Que quisieran conocer el blog, que quisieran que les relatara mis experiencias, mis expectativas, mis miedos, hobbies… Que les hablara de mí. Sus miradas expectantes me cautivaron. Tuve suerte de que fuera la clase de mi hermana pequeña. Uno de ellos me preguntó si deseaba que mi hermana fuera como yo en un futuro. Casi se me sueltan las lágrimas al recordar cuando a mi hermana le preguntaron en el parvulario qué quería ser de mayor y ella contestó: “quiero ser como mi hermana”. Al final comentaron que era un modelo para ellos, una persona en la cual fijarse. Me pidieron consejo, y solo pude decirles que en esta vida se caerán una y otra vez, pero que si quieren lograr algo, luchen por ello hasta el final, que peleen con garras y dientes, que no dejen que nadie les pare, que no hagan caso de las críticas, que no decaigan si se equivocan, y que aprovechen el tiempo. Sobre todo eso.

 

Adoro el invierno. Las prendas de manga larga, mis adoradas botas, mis chaquetones, mi pelo liso sin temor a que se encrespe, los fines de semana con palomitas y una buena manta y estufa… Me desafiaron a que no sería capaz de usar un mismo look para un día entero. Como siempre, acepté el reto.

Inspirada en las nuevas tendencias y en la moda invernal, esta es mi propuesta de viernes. A la izquierda está el día. A la derecha la noche.

El look base se compone de una camisa azul de cuello de barca, unos pitillos negros y unos botines negros. Como veréis, es muy básico. Esa es la clave para poder completarlo según la ocasión. Echémosle imaginación:

El look mañanero es una versión empolvada en color pastel. He optado por una chupa de cuero rosa y un bolso del mismo color. El cabello suelto muy natural, y algo despeinado y una técnica de make up de lo más simple, con los mismos tonos empolvados. La camisa es de Zara, el pantalón y la chupa de Asos, los botines de Pull&Bear y el bolso, del que tanto habláis, es de la tienda Glam (en Almoradí). Lo he creído perfecto para un día triste como hoy.

La noche es más dura. La noche es más guerrera. Y respetando el look base, me he tomado la libertad de recargarlo un poco más. Mi envidiado y diferente abrigo de pelo cubre mis hombros para que no pase frío. Es de C&A. Fue una inversión cuando lo adquirí. Luego, he de reconocer que mi maquillaje es más cargado, pero no demasiado. El papel protagonista lo poseen mis labios, Rouge Allure Velvet Luminous Matte de Chanel. Y simplemente, decidí despejar mi cara para cederle la atención al outfit.

Yo creo que he superado el reto. ¿Vosotros qué pensáis? ¿Con qué look os quedáis?

Espero que os haya gustado y feliz sábado a todo el mundo.

L.I.

 

 

HI!

Welcome Saturday! Welcome Winter!

How cold it was yesterday! Alicante south is on alert by hurricane winds, but as you can see, I could not resist the fact of writing.
Today I want to prove that I can win a challenge, dedicated to people who ask me strategies to combine certain garments. In addition, I want to tell you my fantastic experience last Thursday, where children of second ESO of my institute interviewed me for the digital magazine of my institute. You know what I like to tell you each and every one of the things that happen to me.
The interview made me very excited. In my seventeen years I only have do me four interviews, but this time was different, the interview made me children. I was thrilled that children would like to know about me, my daily rhythm … They wanted to know of the blog, they liked me to relate my experiences, my expectations, my fears, hobbies … Their expectant looks captivated me. I was lucky that it was my little sister’s class. One of them, asked me if I wanted my sister to be like me in the future. I almost burst into tears when I remembered when my sister asked her what she wanted to be when my sister was asked to what she wanted to be when she grow up “I want to be like my sister.” In the end, they told me that it was a model for them, a person to look at. They asked me for advice, and I could only tell them that in this life they will fall over and over again, but that if they want to achieve something, they must fight for it until the end, fight with claws and teeth, do not let anyone stop them, Ignore criticism, do not decline if they are wrong, and take advantage of time. That is the most important.
I love winter. The long-sleeved clothes, my adored boots, my coats, my smooth hair without fear of curling, the weekends with popcorn and a good blanket and stove … I was challenged that I would not be able to wear the same look  a whole day. As always, I accepted the challenge.
Inspired by new trends and winter fashion, this is my proposal for Friday. On the left is there is day. On the right the night.

The base look is made up of a blue boat-neck shirt, black skinny jeans and black boots. As you will see, it is very basic. That is the key to being able to complete it according to the occasion. Let us imagine:
The morning look is a dusty version in pastel color. I opted for a pink leather jacket and a bag of the same color. Loose hair very natural, and somewhat disheveled and a technique of make up of the simplest, with the same powdery tones. The shirt is from Zara, the pants and the jacket from ASOS, the boots from Pull & Bear and the bag, of which you talk so much, is the Glam store (in Almoradí). I thought it perfect for a sad day like today.

The night is harder. The night is more warlike. And respecting the base look, I have taken the liberty to recharge it a little more. My envied and different fur coat covers my shoulders so it don’t get cold. It’s from C & A. It was an investment when I bought it. Then, I recognize that my makeup is more loaded, but not too much. The starring role on the lips, Rouge Allure Velvet Luminous Matte by Chanel. And I simply decided to clear my face to give attention to the wardrobe.

I think I overcame the challenge. What do you think? What look do you have?
I hope they have been liked it and happy Saturday to everyone.
L.I.

Look setetentero a la vista.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Es inevitable pensar que estamos a pocos días de comenzar la rutina nuevamente. Me atrae en efecto gravitatorio la tirantez y la pesadez de pensar que en cuestión de días volveré a levantarme temprano para comenzar mi último curso de instituto. (The last course, como mencionan las series americanas.)

I know it. La palabra rutina es una palabra que asusta bastante. No os voy a engañar porque es cierto que pienso aquello que dicen de que todo depende de la cara que le pongas a ciertas circunstancias. Todo el mundo se amolda a la rutina, aunque cueste comenzar. Es como el primer día en el gimnasio. Los primeros días son los más terribles. La recompensa siempre es gratificante. Pensadlo: estudiáis porque queréis ser alguien después, trabajáis porque queréis dinero para pagar, comenzáis el gym porque ansiáis un cuerpo bonito y una mejora en vuestra salud,…

No hacemos las cosas por amor al prójimo, todo lo que hacemos es porque deseamos conseguir unos intereses psíquicos o físicos después. En eso somos egoístas, y de hecho no es malo. Really, no es malo, no hay por qué sentirse culpable.

Dicho todo este discurso a lo Martin Luther King me gustaría enseñaros mi propuesta en este viernes.

Pantalones con tirantes pull and bear. Camiseta belga. Libro en blanco de Ale-Hop.

Esta temporada que se nos avecina presume de looks setenteros y de alma de oficinista. Los vaqueros negros se despiden para dejar reinar a los nuevos negros. Los tirantes podrás encontrarlos muy fácilmente. Tanto sueltos como en pichis, vestidos, monos y sí, como yo en vaqueros.

Pantalones Pull and Bear. Camiseta Belga.

Normalmente estos vaqueros suelen ser de corte recto y de talle alto/medio. Al no ser un rascacielos, sino tener más bien una altura pequeña he decidido remangármelos dos dedos para dejar a la vista mis tobillos. No me voy a pescar, I’m sorry.

img_2326-1
Pantalones con tirantes pull and bear. Camiseta belga. Libro en blanco de Ale-Hop.

Es un look versátil. Es denim y es cómodo. Puede servir tanto para ir a trabajar como para tomar un café o hacer una excursión. Además de ser asequible, puedes buscarlo en el baúl de los recuerdos o en el armario de tu madre. Apuesto lo que quieras a que tiene algo así.

Pantalones Pull and Bear, camiseta belga.

¡Qué vivan los setenta!

 

Valencia, no llores.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Sé que prometí no escribir tarde, y aquí estoy. He estado de vacaciones estos días en las maravillosas tierras valencianas. Me dieron una semana libre en el trabajo. (En mi defensa diré que me la merecía.) Y me mudé, de manera vacacional, a Valencia.

¿He descansado? Lo cierto es que creo que vuelvo un pelín más cansada de lo que me fui. Muchos dicen que las vacaciones son para descansar, pero los que me conocéis, sabéis que es imposible que Lauren se quede en el hotel mirando la ventana o en la playa leyendo un buen libro.

Lo cierto es que me he leído dos buenos libros. “Uno más uno”, de Jojo Moyes y “Fuera llueve, dentro también, ¿paso a buscarte?”. Si me preguntáis que libro me ha gustado más, os respondería que el de Jojo, sin duda; aunque el otro está bien.

Estos cinco días me he sentido como una auténtica turista. El primer día fui observando las cosas muy detenidamente, pero apenas caminé por las calles de la ciudad. Instalarme, sentirme cómoda y concienciarme de que estaba de vacaciones para mí era primordial.

El segundo día visité el Mercado Central por la mañana. Ese día comí una paella fantástica. Llevaba un ingrediente que no conocía, carrols, o algo así. Chapó. No creo que pueda vivir de nuevo sin ellos. Por la tarde me fui de tiendas, supongo que hay cosas que nunca cambian.

El tercer día me puse las pilas. Muchos sitios que ver y poco tiempo restante. Visité  varios lugares que abrieron mi boca varios centímetros: Los Viveros, el museo de arte, o el de cerámica me sorprendieron muchísimo. Aunque he de decir que Los Viveros superaron mis expectativas. Por la tarde me dediqué a descansar, aunque he de decir que salía a caminar por las avenidas. En uno de los museos pude admirar una exposición de Goya, del mismísimo Goya. Devoré el primer libro al completo y comencé a ver la serie que todos sabéis que estoy enganchadísima: Pretty Little Liars.

El cuarto día también fue intenso. Vi la capilla de San Nicolás, la Lonja y el Ayto. de Valencia. Cuando me dijeron que tenía que ver el ayuntamiento me quedé algo atónita y desconcertada. ¿Un ayuntamiento? Pero lo cierto es que os lo recomiendo. Existe una sala en su interior que se llama Salón Cristal y el círculo de reuniones. Además que es el único ayuntamiento que conozco que en su interior tiene un museo. Por la tarde me volví a ir de tiendas, pero esta vez a un centro comercial, Arena, se llamaba.

 

EL quinto día visité la maravillosa obra faraónica de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Después visité el museo de Las Fallas. El penúltimo día de mis vacaciones fue uno de los que más disfruté. Una obra impresionante. Algo digno de ver. Algo que recomiendo. Por la tarde me fui a correr. Supongo que la horchata había que bajarla de algún modo.

Y aquí estoy, contándoos esto en mi último día de vacaciones. Valencia llora esta mañana, y quiero pensar que es porque me voy, y no porque quiere fastidiarme la vuelta a casa. Me echará de menos, pero no tanto como mi familia, amigos, o mi perrita Chiara. Se puede decir que no he descansado, pero he desconectado de mi día a día, que era a lo que venía realmente.

img_1922

Si queréis saber qué marcas he llevado estos días, no me he salido mucho del camino, incluso en mis compras aquí. Zara, Pull and Bear, Stradivarius, Bimba y Lola, Asos, Vogue, Carolina Herrera y Pimkie.

Me llevo un trocito de lo mejor de Valencia, una gastronomía increíble, unos regalos ínclitos y un sentimiento de añoranza que me costará superar cuando me incorpore de nuevo al trabajo. Quizás es porque las vacaciones son así…

Ahora me despido. Muchas gracias por llegar al final, eso al valiente que haya llegado y gracias. Gracias por seguirme y confiar en mí. Espero que no llegue el momento en el que os decepcione. No me lo perdonaría.

Buenas tardes. El tren saldrá de un momento a otro. Y llegaré a casa. Hogar dulce hogar.

 Snapchat: Lauus99

Insta: Lauurenizquierdo.

Gmail: laurenizquierdo7717@gmail.com

G+: Lauren Izquierdo.

21 buttons: laurenizquierdo.

Tw: LauuraSanchez99

img_1914

Lauren Izquierdo.