Si yo fuera Mía: Capítulo 1

Yo soy Mía No es cinismo, y mucho menos autocompasión. Vuelvo a decir que sé que soy una privilegiada. Pero es difícil ser como Mía. Es muy difícil ser como yo.  ¿Nunca habéis deseado ser otra persona? ¿Nunca habéis deseado cambiaros por alguien a lo ‘Cambio de princesa’ o ‘ Tú a Londres y yo…

Si yo fuera Mía: Sinopsis

María es una chica con muchos sueños que cumplir. El mayor de ellos es ser abogada de casos contra la violencia de género. Vive en el norte de Madrid, en la casa de una familia muy rica. Aunque no es su hija, sino la de la limpiadora.  Su comida favorita son los macarrones con queso…

Los lunares de tu espalda: Capítulo VII

Dicen que lo bueno se hace esperar. Este sábado comienza algo tarde, pero aquí estoy. Si no me conoces, será mejor que eches la vista hacia atrás y comiences por el principio. Puedes hacerlo aquí. Para los de siempre, hola; aunque tampoco sabéis quién soy. Pero es hora de adentrarnos en el mundo de los…

Los lunares de tu espalda: Capítulo VI

Estáis aquí… ¡Qué alegría! Otro sábado más… Si eres novato, será mejor que vuelvas al principio, o al capítulo 5, puedes encontrarlo aquí. Para mis veteranos, coged vuestros cascos y encended vuestro reproductor. Nos vamos con Bastaba de Laura Pausini.

Los lunares de tu espalda: Capítulo V

Sábado. Bostezos. El día ha comenzado y tú y yo volvemos a vernos. Si esta es la primera vez que me ves, será mejor que vuelvas hacia atrás. Es demasiado pronto. Puedes hacerlo aquí. Para los de siempre, hola. También es muy pronto para que sepáis quién soy. Sé que muchos lo estáis deseando. Pero…

Los lunares de tu espalda: Capítulo IV

Volvemos a vernos las caras. Aunque hoy es domingo y la cuesta se hace más inclinada. Si es la primera vez que me ves… Será mejor que vuelvas hacia atrás. Puedes hacerlo aquí. Ahora sí, saca tus cascos, enciende tu reproductor de música. Es hora de adentrarnos en la vida de Julia Jones con Coffee…

Los lunares de tu espalda: Capítulo III

Si te sientes perdido, lo más probable es que no hayas leído el capítulo anterior. Puedes hacerlo pinchando aquí. Debo reconocer que me has sorprendido. Me alegra de que estés aquí. Después del batacazo de la semana pasada, nada es lo que parece. Si no te fías de mí, lo entenderé. Ahora bien, te prometo…