‘La vuelta de Nora’; mi regreso a los teatros

¡Buenos días, urbanita!

La semana ha comenzado. Ya es imposible escapar de la rutina. España vuelve a ser un país civilizado y ha conseguido luchar (y ganar) contra el odio. Y después de esta locura desmedida vengo a contaros que este sábado regresé a los escenarios.

Sigue leyendo “‘La vuelta de Nora’; mi regreso a los teatros”

Un picnic muy rockero

La rutina ha comenzado. Hoy todo vuelve a ser como antes del idilio que ha supuesto para mí este descanso. Aunque, descansar poco, playa nada, y las condiciones metereológicas me han obligado a sacar a Cruela de Vil de paseo. ¡Ilusa de mí! Que me fui al sur en busca de sol y he vuelto más blanca que los albinos.
Vaya tela, madre naturaleza; te has lucido, mona.

Sigue leyendo “Un picnic muy rockero”

Damián Rodríguez: etérea, sutil; la novia millennial

Hoy he ido al desfile de Damián Rodríguez, diseñador de vestidos de fiesta, invitadas y novias. Los vestidos artesanos, la naturalidad sofisticada, eso es lo que reina entre las preferencias de las novias millennials. Diseños que les permiten moverse, disfrutar de su gran día.

Etérea, pero sutil. Así es la novia de este diseñador. ¿Su inspiración? Las mujeres que buscan líneas fluidas y vaporosas que escapan de lo convencional sin dejar de ser femeninas y delicadas. Son fuertes, atrevidas y con mucha personalidad.

El blanco ha dejado de ser el color de las novias en su día B. Rodríguez propones grises perla, tonalidades empolvadas, amarillos delicados y malvas.

¿Mi look para el desfile?

Como yo también soy una mujer que escapa de líneas convencionales, me he presentado al desfile en bata.

Así es. Minutos previos al gran momento, las novias lucen batas de seda, satén o raso. Las hace más especiales y son todo un clásico. Como diva del lugar, solo a mí se me ocurre eso (ir con un vestido de novia me parecía demasié).

Fotografía Sparksphoto.

En tonos dorados, de manga corta y escote de vértigo, este vestido me parece una completa maravilla.

Hablemos de la composición de la maravilla que llevo puesta. Vestido largo dorado; botines de charol negros; minibandolera negra con tachuelas; gafas de pata negra con cristal degradado. En cuanto a la parte beauty: ondas no muy marcadas y make up muy sencillo, centrando (para variar) la atención en los labios.

Es el turno de las marcas (Shopping is my cardio): vestido de mango, botines de Valentina Zapaterías, gafas de. Williamsburg Vintage Clothes. Para lo beauty, siempre confío en L’oreal y Maybelline. Esta vez con la colaboración especial de productos de Schwarzkopf Professional.

Os dejo el resto de fotos. Espero que os guste el look, aunque no podemos gustarle a todo el mundo (guiño, guiño). Espero que paséis un gran fin de semana. Nos vemos muy pronto.

Sed felices, 

Lauren Izquierdo

Gallery:

Si me has perdido la pista, vengo a salvarte la vida…

Porque los millennials somos unos stalkers…

Y por si quieres declararme tu amor o mandarme algún artículo…

Tallatreintayocho@gmail.com

Y no olvides suscribirte…


La flor del Festival de Cine de Málaga

Y no, no es de manera figurativa. Ayer tuve el privilegio de estar presente en la presentación del Festival de Cine de Málaga. Power periodista a tope. Porque… Además de estar en una gala (y fiesta, a ver qué os creéis), previamente, el equipo de HOY Magazine entrevistó a Funambulista.

Y puedes leer la entrevista aquí.

El caso es que la primavera, en su versión más volátil, colorida y ¿floral? Apareció entre los periodistas más experimentados y volátiles. ¿Qué quién era la flor andante? Pues yo. Como siempre, dando la nota:


Si me diera por ser poética, podría serlo. Muchos lo sabéis, soy muy joven (más de lo que pensáis, cabrones) y acabo de ‘nacer en el mundo del periodismo’. Primavera, flores. Lauren renacida. Lauren primaveral.

Porque los vestidos de verano también son para invierno. Es un vestido de seda, con un volante lateral. ¿El color? Rosa Barbie, que sí o sí se va a llevar a partir de ahora. Los días dejan de ser grises, y el color sale a escena. ¿La camisa? Blanca. Contraste chupachups de nata y fresa. ¿Los zapatos? Un mix de ante y vinilo de color mostaza. ¿El bolso? Color crudo con un estallido de color bordado.

Hablemos de marcas: La camisa es de Zara, el vestido de Primark. Como complementos: zapatos de Mango y bolso de Stradivarius. Para el make up vuelvo a confiar en L’oreal y Maybelline.

Os dejo el resto de fotos:

La verdad es que me lo pasé muy bien. Conocí a gente maravillosa: tanto a famosos como a simples mortales como yo. Estas fiestas, además de ser una experiencia profesional fabulosa, también lo son de manera personal.

No tengo nada más que deciros (de momento).

Sed felices,

Lauren Izquierdo.

¡Que la oficina es lo mío!

Este es el primer artículo de street style que subo un martes, y ahora que lo pienso, también es el primero de octubre. ¡Sed bienvenidos! ¿Cómo os sentís? ¡Yo muy extraña, lo confieso! Pronto comenzaré los primeros exámenes parciales, por lo que la semana la acapara en su mayoría el estudio, pero palos a gusto no duelen. Además, ayer The Citizen subió mi nueva entrevista con Ulises Mérida, de la cual y siendo sincera, estoy muy orgullosa. Sea como fuere, espero que la semana haya empezado bien. Para vosotros, claro.

Como esta semana también amenza con ser intensita he apostado por un look office semi formal, (me invento unos nombres que ni yo misma me entiendo; ¡yo ya no entiendo ná!).

Hace poco me preguntaron cuál era mi estilo. Nunca he sabido muy bien cómo definirlo, hasta que he llegado a la conclusión de que visto siempre muy de wedding invitada, llevándolo siempre a mi terreno, claro. A lo que voy que me enrollo como las persianas, Mari Carmen, y eso no es lo que queremos. Esta es mi propuesta de la semana:

A falta del talento de Bea y Yaiza, dispongo del ingenio y buen pulso de Rosa, mi compañera de piso, a la que ya le han regalado la entrada a las puertas del cielo solo conmigo.

Volviendo al look y como podréis apreciar, es algo más simple de lo que normalmente os tengo acostumbrados, pero me encanta. Y me encanta porque muchas veces, menos es más.

Me parece que los colores son muy favorecedores. He seguido la regla protocolaria (yo siguiendo protocolos, qué ironía) de no utilizar más de tres colores en un mismo look: azul petróleo, azul cielo y dorado ocre son los tres protagonistas de la composición.

La versatilidad en este estilismo es la segunda protagonista. Puedes usarlo tanto para ir a la oficina como para ir  de cañas, de cena, o de cóctel un viernes por la noche. O para ir a por el pan. Nunca sabes dónde estará el amor de tu vida, ¿no?

Tendencias como los maxi pendientes o los cuadros están presentes. ¡Si es que lo tiene to´!

Hablemos de la composición: pantalón chino de cuadros, camisa básica de oficina y stilettos de ante mezclados con vinilo. Como complementos: un clutch de mimbre barnizado con pintura dorada, maxi pendientes dorados, trenza despeinada y make up natural.

Dicho esto, mencionemos las marcas: el pantalón es de la temporada pasada de Stradivarius, la camisa es de H&M, los stilettos son de Mango, los pendientes de Zara, y el clutch Glam. Todos los enlaces podéis encontrarlos en mi perfil de 21 buttons.

Sin lugar a dudas, un look por el que apostaré en más de una ocasión. Ahora me toca despedirme… Recordaros que el jueves 4 de octubre estaré presente como invitada en el desfile benéfico que organiza la Universidad Juan Carlos y que os espero a todos allí. Para más información podéis consultar uno de mis últimos artículos: La URJC Fashion Night regresa este 4 de octubre, donde dejé toda la información.

Ahora sí que sí, chao, que ya es hora y todos tenemos cosas que hacer.

Lauren Izquierdo

El año nuevo de las urbanitas se inaugura con un vestido amarillo

Toda historia tiene un final, pero ya sabéis lo que dicen, el final de una historia es el principio de otra, y aunque las vacaciones se hayan acabado y haya empezado la asquerosa rutina, todo vuelve; también el verano.

Ana Milán dijo en su Twitter hace unos días que septiembre es el año nuevo de las urbanitas. Así que hoy, primer lunes de septiembre os doy la bienvenida otro año más a Talla Treinta y Ocho, a mi hogar, mi lugar de refugio, mi vía de escape y libertad de expresión. Espero que os quedéis, sed bienvenidos y feliz año nuevo.

Por tanto, nos vestimos de gala y abro el baúl de los recuerdos para sacar a relucir otro de mis estilismos para uno de los desfiles de la edición pasada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Como bien sabéis, cubrí al completo la semana de la moda para Hoy Magazine, la revista digital con la que colaboro. Concretamente este vestido es Zara y de rebajas para más inri. Lo utilicé para el desfile de jóvenes diseñadores de la ESNE.

Dicen que el amarillo da mala suerte, pero seamos francos, nunca he sido una mujer supersticiosa. También dicen que a las bajitas los vestidos largos no nos quedan bien. Bueno, pues no llego a 1’60 y mírame.

El vestido me gusta por muchas razones. En primer lugar, la tela pesa, por lo que la caída es libre; la raja en medio de las piernas es otra razón que me hizo enamorarme de este vestido, me parece sexy y evita que beses el suelo(esta razón es mi favorita). Además, el escote de vértigo en forma de V es espectacular.

Luego están los pendientes. Son de Stradivarius y recopilan la elegancia y magia del océano. Son uno de mis favoritos y la verticalidad me ayudan a estilizar mi cuello, no es un secreto decir que no tengo demasiado…😂

Y sé que a muchas de vosotras os encantan los zapatos. Os voy a confesar algo: ¡a mí también! Son de Mango y me los compré para la confirmación de mi hermana, fui la madrina. Son stilettos color mostaza mezclados con vinilo. Su altura es de unos 8’5 cm más o menos. Son muy bonitos, pero cuando los llevas un rato ¡auch! Duelen.

Y muchas os preguntaréis por qué este vestido es especial. Además de que me encanta y de que lo utilicé para una ocasión que valía por mil la pena, con este vestido salí en el programa Flash Moda y en fotografías de street style.

Solo me queda deciros que tenéis todos los links directos en mi perfil de 21 buttons y que os espero la semana que viene. Pasad un buen día y tomaros una copa de sidra o champán, hay que celebrar el año nuevo. Brindemos solo por el hecho de estar vivos.

Lauren Izquierdo.

Total black en el Palacio Real. 

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi, guys! Bienvenidos a mi primer post de otoño, (aunque sigue haciendo un calor que te mueres.) Hoy es un día muy especial porque aunque los post se publican los lunes, yo los escribo los domingos, y hoy, uno de octubre, es mi mesaniversario. ¡HAGO UN MES EN MADRID! 

Mi hermana dice que parece que haga 3 000 años que me he ido, pero la verdad es que el tiempo se me ha pasado volando. Estoy orgullosa de lo que estoy consiguiendo, y aunque Carlos III me tiene hasta las narices en el primer mes, (en serio, TCM es lo peor de la vida,) los amigos, las experiencias y los momentos que he vivido este mes, no me los quita nadie. Madrid es una ciudad mágica. Madrid me enamora. 

Por eso lo he querido celebrar con unas fotos muy especiales, hechas por mi amiga, (sí, Vir, ya tienes el título,) Virginia López. Para hacer este post pensamos en un ambiente regio, elegante, impotente, imapactante, lleno de lujos, de minimalismo y sí, de realeza. Nada mejor que el Palacio Real de Madrid. Para provocar un choque de polos opuestos pensé en el look más black que especulé. ¡Y tachán! Esto es lo que salió: 



La gente me miraba mucho (no sé por qué será) pero lo cierto es que a estas alturas, ya me da igual porque estaba ¡diviiiiina! No sé si divina, pero este rollo me enganchó desde el segundo uno que mi mente lo especuló. 


El vestido vaporoso lleno de trasparencias y de tul, las botas altas de ante, mi bolso riñonera con tachuelas (es un bolso viejo con un lazo, que no os engañen) y mi labio rojo definió lo que muchas veces mi madre y mi padre me dicen: “Lauren, hija mía, tú vas a meterle caña al mundo”. Puede que el look  idóneo para comerme el mundo, o al menos para enamorar a un motero.😉

Aquí os dejo unas cuantas fotos más. Espero que os guste el look ¡y a copiar, comprar y posar! 


Gracias por llegar al final y por vuestro tiempo. Sois los mejores. Esta familia cada vez es más grande y vuestro apoyo es la gema que hace que siga adelante. Sois muy grandes. 

Nos vemos la semana que viene con otro post de “Talla Treinta y Ocho by Lauren” ¡Buena semana!

L.I.