Morning Glory.

El lunes es como el principio de una cuesta, y valga la redundancia, pero resulta costoso dejarlo atrás.

Nunca pensé que me convertiría en ese tipo de personas que prefiere un día antes que otro. Pasé por una etapa en la que todos los días me parecían maravillosos. No sé qué comía, pero ojalá lo recordara.

Soy una persona que aprecia mucho el valor del tiempo y del silencio, que nació un lunes, y que necesita dos cafés para comenzar a funcionar. Me encanta estar con vosotros, y esto puede que sea algo egoísta, porque muchas veces, estos quince minutos en los que me centro para conectar con vosotros, me sirven de escapismo mental, y puede que eso sea lo que verdaderamente me guste de los lunes.

Estos días nos está castigando un frío cortante. Las manos se amoratan y da pereza salir a la calle. Por eso, esta es mi propuesta de esta semana:

Con la Universidad apenas he tenido tiempo de salir de casa, pero mi terraza es cuca y tengo vistas al Planetario, así que no puedo pedir más.

Un abrigo corto del color de temporada, unos botines negros, y un culotte negro. Sencillo. Fácil. Calentito. Como accesorio, he querido añadir mis gafas de sol amarillas. Le dan un rollo futurista que me gusta bastante.

Como siempre, encontraréis mi look completo en mi 21 buttons. Yo os dejo, que me voy a clase… ¡Qué día más largo…!

A vosotros gracias, gracias por encontrar un par de minutos para saludarme. Con vosotros, todas las mañanas se convierten en Morning Glory.

Lauren Izquierdo.

¡Me he quedado a cuadros!

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi guys!

En primer lugar, me gustaría pedir perdón por mi ausencia la semana pasada, pero los exámenes de universitaria estresada son horribles. Muchos me entenderéis. ¿Cómo lleváis vosotros la situación?

La semana comienza con buen pie, y el motivo no es que hoy haya Operación Triunfo, que también, o que las rebajas ya estén aquí, que también… Sino que por fin hemos pasado esta semana de adaptación después de las fiestas, y por fin parece que todo vuelve a tener sentido. Los despertares dejan de parecer tan horribles, aunque siguen siéndolo.

Mi propuesta para esta semana es una oda a la comodidad, a los cuadros y al verde militar.

Como cada semana, mi look podéis encontrarlo en mi 21 Buttons, pero el vestido es de Zara, el bolso de Pinko y los botines de Pull&Bear.

Agradecer la paciencia y el talento de mi fotógrafa y gran amiga, Natalia Reyes, por estas fotos tan bonitas.

Y a vosotros, el haber llegado al final y vuestro tiempo. Al fin y al cabo, es el regalo más bonito que le podríais hacer a una persona.

Nos vemos la semana que viene con otro post en “Talla trienta y Ocho“. Mañana os espero en la plataforma digital, No Solo Moda, en mi columna “El lado fashionista de los concursantes de OT“, os esperan muchas sorpresas.

Muack!

L.I.

Lunes, y me siento genial.

¡HOLA A TODO MIS LECTORES!

Hi guys!

¡Feliz lunes! Sí, son felices, que no os engañen. ¡Seamos positivos! Hoy os escribo en el tren. Son las ocho de la mañana y voy por mi segundo café, quizás por eso ahora mismo la vida es maravillosa. Este puente (llevo sin ir a clase desde el miércoles) he tenido millones de cosas por organizar, por hacer, y seamos claros: cuanto más días libres tengo, menos ganas tengo de hacer nada (ahí le has dado) Las sábanas se han adherido a mi cara como las mascarillas de carbón que tanto se pusieron de moda y por eso, para mí y para vosotros, buenos días.

Hoy os traigo un look que, personalmente me fascina. Lauren, siempre dices lo mismo; y es verdad, pero si no me gusta a mí, que soy la que lo llevo, no sé a quién le va a gustar. ¿Y has necesitado muchos años de carrera para llegar a esa conclusión? Pues no, porque todavía estoy en primero.

Me centro, porque a veces desvarío… Me estoy haciendo mayor.

El caso es que me encanta. El jersey oversize, los colores neutros, mis botas altas, y mis labios rojos. Siento que nadie puede pararme.

Esto último puede parecer una tontería, pero no lo es. En nuestra mano se encuentra el querer sentirnos guapas, guapos, el poder con todo. Mi madre siempre me decía de pequeña que tenía que saber ser yo misma por mí, y no por los demás. Sabia, madre. Esta última frase he acabado aplicándola para todos los campos de mi vida.

Así que ahora os digo yo a vosotras y a vosotros: “Vístete para gustarte a ti y no para los demás.” Siéntete guapa, guapo, sexy, poderosa, poderoso, ¿por qué no? ¿Quién te lo impide? Si te apetece ir a por el pan en tacones, adelante; y si te apetece ir a una gala en chándal, ¿qué? ¿Qué pasa?

No puedo decir que sea licenciada en moda o que tenga un máster, pero una de las cosas que he aprendido del mundo de la moda es que la moda no es el cinturón, como muchas personas creen, sino que es más como el brilli brilli de La Vecina Rubia.

Así que cálzate unos tacones, o unas zapatillas, qué más da, y sal al mundo. Porque una cosa está clara, nadie va a hacerlo por ti.

Solo me queda daros las gracias por vuestro tiempo y por llegar al final. De verdad, estoy muy agradecida. Os quiero un montón y nos vemos muy pronto con otro post en “Talla Treinta y Ocho”. Pasad buena semana. Es vuestro tiempo, y no hay cosa que me guste más que me digan “Lauren, el tiempo es tuyo”.

L.I.

Total black en el Palacio Real. 

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi, guys! Bienvenidos a mi primer post de otoño, (aunque sigue haciendo un calor que te mueres.) Hoy es un día muy especial porque aunque los post se publican los lunes, yo los escribo los domingos, y hoy, uno de octubre, es mi mesaniversario. ¡HAGO UN MES EN MADRID! 

Mi hermana dice que parece que haga 3 000 años que me he ido, pero la verdad es que el tiempo se me ha pasado volando. Estoy orgullosa de lo que estoy consiguiendo, y aunque Carlos III me tiene hasta las narices en el primer mes, (en serio, TCM es lo peor de la vida,) los amigos, las experiencias y los momentos que he vivido este mes, no me los quita nadie. Madrid es una ciudad mágica. Madrid me enamora. 

Por eso lo he querido celebrar con unas fotos muy especiales, hechas por mi amiga, (sí, Vir, ya tienes el título,) Virginia López. Para hacer este post pensamos en un ambiente regio, elegante, impotente, imapactante, lleno de lujos, de minimalismo y sí, de realeza. Nada mejor que el Palacio Real de Madrid. Para provocar un choque de polos opuestos pensé en el look más black que especulé. ¡Y tachán! Esto es lo que salió: 



La gente me miraba mucho (no sé por qué será) pero lo cierto es que a estas alturas, ya me da igual porque estaba ¡diviiiiina! No sé si divina, pero este rollo me enganchó desde el segundo uno que mi mente lo especuló. 


El vestido vaporoso lleno de trasparencias y de tul, las botas altas de ante, mi bolso riñonera con tachuelas (es un bolso viejo con un lazo, que no os engañen) y mi labio rojo definió lo que muchas veces mi madre y mi padre me dicen: “Lauren, hija mía, tú vas a meterle caña al mundo”. Puede que el look  idóneo para comerme el mundo, o al menos para enamorar a un motero.😉

Aquí os dejo unas cuantas fotos más. Espero que os guste el look ¡y a copiar, comprar y posar! 


Gracias por llegar al final y por vuestro tiempo. Sois los mejores. Esta familia cada vez es más grande y vuestro apoyo es la gema que hace que siga adelante. Sois muy grandes. 

Nos vemos la semana que viene con otro post de “Talla Treinta y Ocho by Lauren” ¡Buena semana!

L.I. 

¡Y con Mickey me voy de viaje!

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi guys!

Para quien no se haya levantado todavía o le pase como a mí que ya no sé ni en qué día vivo, hoy es el último día de julio. ¡Ya! ¿No os parece que este verano se está pasando más deprisa que de costumbre? Dicen que cuando cumples los dieciocho la vida pasa más deprisa, ¿pero tanto? Solo me quedan treinta días para despedirme oficialmente de Almoradí. Y espero que sea una despedida larga, eso siempre será buena señal.

Hoy os traigo un outfit que muchos pensaréis que qué mosca me ha picad porque es bastante bastante sencillo, pero estoy segura de que os encantará.

img_2483

¿Qué me decís?

Es muy apto para estos días en los que el calor nos inunda y ya no sabemos si hacer nudismo por la calle o hibernar en nuestra casa con el aire acondicionado, o en mi caso, con el ventilador.

Ahora que se aproxima una época para mí de muchos viajes (Madrid, Granada, Totana, Madrid y Menorca…) la comodidad casi prima en mis looks, aunque siempre tendrán mis toques extravagantes, como el lazo de puntos, mis gafas, o mis labios rojos… ¡ESO QUE NO FALTE!

Si os soy sincera, pocas veces me pongo pantalones cortos, creo que en este año, es la primera vez, soy más de vestidos y de faltas, pero eso ya lo sabéis… Además el look muy básico, muy sencillo y muy copiable. Así que tranquilos, que sí, podéis copiarme. ¡Si ya sabéis que me encanta!

Aquí os dejo unas cuantas fotos más para que os entretengáis mirándolas y para que se note que me esfuerzo  en mejorar cada día más por y para vosotros. El jueves estaré en Madrid, así que no os perdáis en mi Instagram Stories Instagram de Lauren (spam al poder) todo lo que me suceda. ¿Volverán a ser puntitos mis historias?

Y ya como siempre solo me queda daros las gracias por ser como sois y por apoyarme tanto como lo hacéis. Me encanta leer y releer los mails que me mandáis, y muchas veces me emociono cuando me decís que me he convertido en un referente para vosotros. Gracias, de verdad. Sin vosotros, nada de esto sería posible.

Nos vemos muy pronto con otro post en “Talla Treinta y Ocho By Lauren.”

L.I.

Y qué mono para estar mona.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi guys!

Tal y como os avisé, aquí estoy, un lunes más a vuestro lado. Es la última semana de julio y no puedo creer que nos quede tan poco tiempo para despedirnos del verano. Esta semana son fiestas en mi pueblo, Almoradí; y ya veis, voy del trabajo a la feria y madrugo muchísimo para estar con vosotros. Tenedlo en cuenta, eh; que aunque como dicen “quien algo quiere algo le cuesta” hoy tengo un sueño que me muero. (Pobre Lauren)

Hoy he sacado de mi armario un mono que a muchos os encanta. Una prenda que adquirí en Madrid por una cantidad inimaginable, y es que si os soy sincera, este mono, que tanto me gusta y que tanto os gusta, no llega ni a 20 euros. Sí, como lo escucháis. Para quien no sepáis de qué narices hablo… Hablo de este mono.

img_2336

¿Es bonito, verdad?

Tanto el mono como los zapatos son de tiendas de Madrid que muy fácilmente podéis encontrar, simplemente porque son franquicias, vamos. Los zapatos son de Stradivarius, que lo cierto es que ahora están de rebajas y están tirados del precio. El mono es de Primark. De nuevo increíble pero cierto.

El mono me gusta porque es muy versátil. Me apasiona su diseño con esos volantes tan discretos, la caída, el corte… Yo he escogido estos zapatos multicolor porque no soy una persona discreta, pero muchas veces he utilizado sandalias amarillas con perlas, un zapato rojo, negro, plata, cereza… ¡SI ES QUE LE PUEDES METER CUALQUIER COSA! Es una maravilla. Y es apto para la noche y para el día.

Os dejo unas cuantas fotillos más y os prometo que el próximo lunes será un paisaje distinto…

Y como siempre, gracias por compartir vuestro tiempo conmigo, sois una de las mejores cosas que me ha pasado. Hasta la semana que viene, con un nuevo post en Talla Treinta y Ocho By Lauren.

Muack!

L.I.

Black romantic.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES! 

         Well, lunes, amor mío, sé bueno. 

Podría deciros tantas cosas… Querría contaros tantas cosas, pero no voy a adelantar acontecimientos. Cada cosa a su tiempo, ¿no? Ahora estáis pensado: ¿entonces para qué dices nada? Todo llega cuando tiene que llegar, pequeños. 

¡QUEDAN CUATRO DÍAS PARA EL BLACK FRIDAY! ¿Tenéis localizados vuestras estrellas? Yo os mostraré mi lista miércoles. Sé que lo estáis deseando, aunque no creo que tanto como yo.

 Ayer asistí como empleada al palco de la ópera para ver Tosca, una tragedia donde dos galanes se pelean por una dama y al final, casi todo el mundo fallece. Fue entretenida, la verdad. Trágica, es una tragedia…. Pero trágica. 

¿Por qué os cuento esto? Muchos de vosotros me pedisteis que os hablará del look que mostré por instagram y snapchat. Me encanta que interactueis tanto conmigo, que me deis vuestra opinión… Cada día sois más y me hace tan, tan feliz… 


¿Os suena? Lo pedísteis… Y well, eso voy a hacer.

En primer lugar quiero comentaros que básicamente se trata de un outfit gótico-romántico, inspirado en desfiles como los de Valentino o Givenchy, dos diseñadores que situaría en mi lista Top 20. El encaje del blanco contrasta todo lo sobrio del azul fosco. Quizás también podríamos nombrar el aire londinense que tanto me gusta y tanto me suele identificar en tantos de mis looks.

La blusa murciélago es la nueva colección otoño-invierno de Stradivarius, el vestido pichi es de Springfield (no es la primera vez que os lo muestro. Es una pieza que la verdad es que me está dando bastante juego y me alegro de haberla adquirido. Se combina muy fácilmente.) La inconfundible capa de collarín peludo es de mi querido ASOS y mis Oxford customizazos con lazos de terciopelo azul son de Zara


Mi maquillaje fue simple, pero intenso. La base como siempre es de Estee Lauder. La recomiendo y no me cansaré de decirlo, sobre todo para las personas con la piel grasa. Matifica brillos y deja un efecto terciopelo que dura todo el día. El colorete, que en las estaciones más frías me gusta marcar es de Maxfactor. En este caso, los protagonistas son el eye-liner y la barra de labios, por su color intenso. Ambos son de Loreal.

Como complemento anduve corta quizás. No hay mejor complemento como un buen bolso con su pañuelo. En mi caso escogí mi preciado bolso de mano plata con mi pañuelo preferido de topos de Zara; y lo mejor de todo y sin duda: una sonrisa sincera y amable. 

La gente me saludó con sonrisas y con un qué guapa estás, puesto que resultó diferente a lo que suelo utilizar. 


Me alegré de hacerlo. Hay que atreverse a ser diferente, a probar cambios… Total… de eso se trata vivir, ¿o qué pensáis vosotros?