Flowers en Julio!

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Hi, guys…!

Estamos terminando Julio, y yo pido perdón por haberme retrasado tanto en los post que prometí que subiría más a menudo (tú siempre haciendo promesas que luego no puedes cumplir), pero bueno, aquí estoy encantada de estar una vez más con vosotros.

Hoy el día ha sido un tanto movido. Últimamente con el trabajo, la novela (pronto se lanzará y no os quepa duda de que seréis los primeros en saberlo), la mudanza, y ahora la matrícula, algo se me escapa… Ya tengo fecha de ida. Mis peúcos pisarán Madrid el uno de septiembre… Tengo ganas, claro que sí, pero tampoco me apetece dejar atrás todo esto. Al fin y al cabo, y aunque ya suene un tanto melancólica cuando ni siquiera me he ido todavía, Almoradí siempre será mi casa.

Ahora sí que sí. ¡NO ME ENTRETENGO MÁS! Es tiempo de pasear, de ir a tomar café, helado, de fiestas, de barracas, es tiempo de disfrutar. ¡Estamos en verano! Por eso os traigo una de mis más brillantes propuestas… Este vestido aguamarina que no os imagináis de dónde es…

img_2258-2.jpg

¿Os hacéis una idea? ¿No? Pues esta maravilla de vestido, aunque nadie lo diría, es de tachán, tachán….

¡PRIMARK!

Ahora que este verano trabajo en Zenia Boulevard tengo la suerte de poder echarle en guante a sorpresas o chollos como este. El color me encanta, el corte me encanta, el estampado me encanta… ¡ME ENCANTA! Y además creo que me va a ser muy útil, dado su versatilidad… También puedes usarlo de noche con un stiletto o un tacón de color ácido, ya sea mandarina o cereza.

Como era de día, (bien temprano, la verdad) yo he optado por una cuña de esparto de color nude y una caja de cristal, aunque perfectamente podría haber sido una bolsa de mimbre, ésas que tanto se llevan ahora. Un look de día impecable, y si no lo es, la verdad es que me da igual.

Os dejo más fotos de mi sorpresa. ¿A que es una maravilla?

Y como siempre, gracias por compartir vuestro tiempo conmigo. Hacéis que esto merezca la pena. Os prometo, y esta vez de verdad, un nuevo post esta semana… Para Sábado, Domingo o así. Ahora ya sí que me despido. Un beso muy grande, y nos vemos muy pronto en otro post de Talla Treinta Y Ocho By Lauren.

L.I.

¡LAS REBAJAS ESTÁN AQUÍ! 

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES! 

Hi guys! 

SÍ, para quien se haya levantado y no sepa ni en qué día está, ¡hoy empiezan las rebajas!

Trabajando en una tienda de moda sabes muy bien que se te acecha encima, y no es precisamente un descuento mayor, no, no, no. ¡OJALÁ! 

Quiero compartir con vosotros, ya que mi querido Inditex ha decido empezar las rebajas un día antes, simplemente porque es viernes, no es porque se haya vuelto más generoso, que podrías, eh, Amancio, bajar los precios un poquillo hombre… Quiero compartir con vosotros una serie de tips para superar las rebajas con buen pie y que no tengas que vender tu casa para comprarte todo lo que quieras. 

Ahí van mis consejos: 

¿Cómo supera Lauren las rebajas? 

1. Hacer revisión. Exacto, semanas y semanas antes es cuando comienzo a inspeccionar el terreno. ¿Qué tienen las tiendas? ¿Qué me gusta? ¿Qué me queda bien? Y hago un listado de todo lo que quiero compararme. Listado que lógicamente luego reduzco a la mitad. 

2. Deliberar las 5 preguntas básicas. Estas preguntas son: ¿voy a ponérmelo? ¿Con que me lo pondría? ¿Voy a usarlo más de dos veces? ¿Para qué me lo pondría? ¿Lo regalaría pasado un año? Y si supera estás 5 preguntas es una prenda factible. 

3. Ponerte un tope de presupuesto. La única norma de esta norma vaya redundancia, Lauren, tú sí que sabes, es no pasarte del presupuesto, si no vaya tontería. 

4. JAMÁS COMPRAR LA PRIMERA SEMANA Y NUNCA EL PRIMER DÍA. Hacen que creas que las prendas se acaban, pero por arte de magia dentro de dos semanas la prenda vuelve a aparecer con un descuento mayor del que adquiriste y luego te sientes como Anna cuando Meryl Streep le suelta el discursito del pret-à-porter en El diablo se viste de Prada. 

5.Compra con cabeza y ama la ropa. La moda es un mundo increíble. Aprovéchalo, lúcelo, y viste como quieras, expresa quién eres, juega con volúmenes y tejidos y sobre todo, viste como te de la gana. 

Espero que os haya gustado el post de hoy. Gracias por quedaros hasta el final y por compartir vuestro tiempo conmigo. ¡Nos vemos en el próximo post de Talla Treinta y Ocho!

L.I.