3 tips (a prueba de balas) para no volvernos locas durante la cuarentena

Los días pasan y el coronavirus nos obliga a seguir en casa. Pero no hay que desesperar, porque saldremos de esta. ¿La clave? Hacer lo mismo que hacíamos antes, pero en el calor de tu hogar.

Eso es. Exactamente lo mismo: ve a la universidad (virtualmente), teletrabaja (si puedes), haz deporte, y aprovecha para hacer todo lo que llevas tiempo queriendo hacer pero que nunca encontrabas el momento perfecto. Ahora lo es.

Esta mañana mi casa se ha convertido en una oficina que revisaba cajas antiguas con millones de fotos que revivían nuestros momentos más queridos. Y una cosa os voy a decir: el tiempo pasa para todos, queridos urbanitos.

Así que, no lo perdamos más. Y si lo que necesitas es levantarte el ánimo, ¡saca papel y boli! Porque sé lo que necesitas. En dos palabras: mimarte mucho.

Y para hacerlo os cuento cuáles están siendo mis tips (fashion y beauty) para no volverme loca.

Vístete

Eso es. Porque el pijama es para dormir. Sal del dormitorio. Dúchate y vístete como si fueras a ir a la universidad o a la oficina. Ya verás como algo en ti cambiará. Palabra de fashionista.

1. Reloj ‘HANIPA’ con pulsera metálica decorado con cristales de Swarovski, de Ted Baker (295 €).
2.  Pendientes “trepadores” realizados en plata de ley 925 y bañados en oro de 18k con circonitas blancas, de Luxenter (22,90 €).
3. Mono blanco y negro con logomanía, de Valentino (2.690 €).
4. Sandalia fina de piel en color rosa metalizado, de Fígara Shoes (85 €).
5. Conjunto lencero de encaje, de Promise (55,98€) (39,99€) el sostén + (15,99€) la braguita.

¿el perfume? Un imprescindible

Os voy a hacer una pregunta, urbanitas. ¿Usáis perfume? ¿Y por qué lo hacéis? Sea cual sea tu motivación, no dejes de hacerlo porque no vayas a salir. Te voy a contar un secreto: el perfume saca lo mejor de nosotras.

1. Kiss Me Intenso, de Nicolaï (177€/ 100ml).
2. Siwa, de Memo Paris (205€/ 75ml).
3. Egalité, de BIBA (19€/ 100ml).
4. Guaria Morada, de Very Coqueta (85€/ 100ml).

Sombra aquí, sombra allá

Solo falta un poco de sombra aquí, bush allá y algo de color en los labios, ¿no? Si bien es necesario que nuestra piel respire, también lo es vernos y sentirnos guapas. Por eso, lo mejor será cuidarnos con los mejores productos (beauty).

1. BB Cream, de Herbera (28,50€).
2. Le liner eyeliner, de L’oreal Paris (8,95€).
3. Máscara Noche Renovadora ‘Night Success’, de Germaine de Capuccini (29,50€).
4. Color Sensational Made For All, de Maybelline (5,99€).
5. Lolita Por Vida Eyeshadow Palette, de KVD Vegan Beauty (49,55€).

Eso, unido a tus ganas y a un calendario para no aburrirnos (y no atracar la nevera) nos hará más llevadero nuestro nuevo escenario. Mucho ánimo para estos días. Juntos saldremos de esta.

We Will Always Have Tomorrow

26 de diciembre

Querido Santa:

¿Qué? ¿Ya has dormido la mona? ¿Te sientes descansado? ¿Sí? ¿No? ¿Ahora qué harás hasta el año que viene? Siempre he tenido curiosidad… No hace falta insistir en el hecho de que ya se sabía para qué profesión estaba destinada.

Voy a escribirte una última carta, para que tengas presente sobre presente mis pensamientos. Esperaré los tuyos de vuelta. Siempre podrás mandarme a un elfo, o a Rudolf, creo que le caigo bien.

El caso es que creo recordar que ya te conté que siempre he sido una niña complicada a la que costaba encajar. Es más, a día de hoy, todavía tengo la sensación de que no encajo en ninguna parte – y puede que sea verdad. Pero teniendo a gente que me quiere, eso me ha dejado de importar.

Sin embargo, otro de los asuntos que siempre me ha preocupado es no saber qué me deparará el futuro. ¿Qué me espera, Santa? Hay quien dice que nuestro destino está escrito, y antes que creer en las casualidades, prefiero pensar que tienen razón. Y pensarás, ¿cómo una persona que cree que el amor son sustancias químicas puede pensar eso? No lo sé, pero lo hago. Sobre todo, porque creo que todo siempre pasa por algo.

Creo que todo siempre pasa por algo

Cuando era pequeña quería ser profesora, luego actriz (siempre se me ha dado bien subir a un escenario y creer que soy otra persona), pero desde que me publicaron mi primer relato, la injusticia y el hecho de escribir siempre me ha motivado. Las frustraciones siempre me motivan a hacer grandes cosas. Creo que eso es algo que no puede decir todo el mundo.

Además, me gusta lo que hago, y sé que esto es a lo que me gustaría dedicarme en el futuro. No obstante, es imposible no sentir miedo. Más aún sabiendo cómo está nuestra profesión.

Es imposible no sentir miedo

Es lo primero que me dijeron en la universidad: “que sepáis que el 85% de los que estáis aquí no vais a tener trabajo cuando salgáis”. Y desmotiva, Santa. Porque lo sabemos, pero se supone que nuestro profesor, debería animarnos un poco, coño.

No obstante, luego te dicen que los jóvenes somos quienes vamos a cambiar el mundo. Normal. Claro que vamos a hacerlo. Somos el futuro. Somos lo que quedará cuando las generaciones anteriores mueran. Somos los que tomaremos decisiones y lo bueno es que tenemos algo que muchos de ellos no tienen: conciencia. Y consciencia. Nos han dicho cómo pelear, cómo defendernos y eso es lo que estamos haciendo, porque a pesar de lo que digan muchos los políticos, ellos no están peleando por nosotros.

Es por eso que no debemos desaprovechar ninguna oportunidad. Sin embargo, si me preguntas cómo me veo dentro de diez años, no sabría que responderte, porque no lo sé. Tengo claro que, a no ser que algo vaya en contra de mis principios, no voy a rechazar ninguna oferta si la propuesta es buena.

Y si eso nunca llega, ¿quién sabe? A lo mejor abro un medio, a lo mejor soy mi propia jefa… Como te decía ayer: si crees en ti mismo y en lo que haces y peleas por ello, todo llega. Puede que tarde y a trompicones, pero llega. Al fin de cuentas, si algo no nos sale hoy, siempre nos quedará mañana.

Equipo:

  • Fotografía: Alodia Navarro.
  • Realización: Lauren Izquierdo.
  • Muah: Mary Coco.
  • Estilista: Sergio García del Amo.
  • Texto: Lauren Izquierdo.

Gallery:

Empty Messages

23 de diciembre

Querido santa:

Se acerca tu gran día. Ahora sí que sí, ya no hay vuelta atrás. ¿Estás nervioso? Yo seguro que lo estaría. Culminar la Navidad con tu llegada es algo muy importante.

¿Sabes de qué otra cosa me he dado cuenta este año? De que la gente habla mucho, pero no dice nada. Da igual dónde vivas o en qué parte del mundo te encuentres. ¿Y sabes cuál es el verdadero problema? Las redes.

Actualmente, las redes sociales han invadido nuestra realidad. Tenemos mucha información, hay mucho ruido y hablamos mucho. Demasiado. El problema es que la inmensa mayoría no dice nada. Por eso, es importante parar y recordar quién fuimos, quién somos y sobre todo, quién queremos ser. Porque hoy en día nuestros mensajes están vacíos.

Y los mensajes vacíos nos llevan a objetivos, metas y sueños que también lo son. Y eso nos deshumaniza. Nos vuelve menos empáticos, más egoístas, menos humanos. ¿Te das cuenta de la gravedad del asunto?

Por eso, mi equipo de Talla Treinta y Ocho y yo hemos decidido trabajar sobre esta idea, tratando de callar nuestras mentes (sobre todo, la mía) y plasmando sobre tres editoriales y tres cartas un análisis de lo que fui, de lo que soy y de la proyección que tengo sobre mi futuro. A priori impone, ¿verdad?

Así que, durante los próximos tres días Children’s Lessons, And… This Is Me, y We Will Always Have Tomorrow será lo que leas y lo que todo el que quiera podrá leer. Aquí os dejo una prueba de lo que veréis

Equipo:

  • Fotografía: Alodia Navarro.
  • Realización: Lauren Izquierdo.
  • Muah: Fanny Colette y Mary Coco.
  • Estilista: Sergio García del Amo y Maison Mesa.
  • Texto: Lauren Izquierdo.

Iconic Christmas

Sería obvio el hecho de escribiros con Mariah Carey de fondo, ‘es lo que pega’; pero la verdad es que está sonando ‘Antes de Morirme’ de C. Tangana, a fin de evitar el ruido a niño pesao’ que Sara parece tener hoy en su cafetería.

¿Cómo estáis? Si trabajas, enhorabuena y bienvenidx al Saturday Night. Pero si eres estudiante, te compadezco. Posiblemente estés buscando un hueco para ducharte (o para llorar) y no morir en el intento. Los finales, diciembre, la Navidad y la intensa vida de mi vecina de arriba en un mismo saco. Es para replanteárselo, la verdad. Pero todo pasa, tarde o temprano; y estudiante frustradx, pasará. Y Mariah vendrá, te lo prometo.

Ayer vi a Mamen e hicimos muchas cosas: nos dimos nuestros regalos, trataron de ponerme 4 veces un café en el Hyatt, buscamos – sin éxito – mi look de noche vieja y vimos las luces o el ‘circo lumínico de Almeida’, como queráis llamarlo. Había una manifestación obrera y terminamos cenando crepes saladas. Un plan de viernes, perfecto para sacarnos de la locura de exámenes que estamos viviendo estos días.

Aprovechando el momento, y ya que Mamen es Mamen, sacamos fotos. A las calles y a mí, con un look de cuero azul. Sí, azul, y un jersey violeta con mangas de murciélago. ¿Queréis verlo? Posiblemente os sirva de inspiración para las fiestas. En tres, dos, uno…

¡Boom! La inspiración nace en los años 90. Cuando las minis volvieron con más fuerza que nunca y trataron de fusionar distintas modas en solo una: colores, minis y pieles (sobre todo, el cuero). Muchos diseñadores apostaron fuerte por esta imagen. Entre ellas: Prada.

Y la verdad es que a mí me encanta. Porque, a pesar de haberme acostumbrado a los vestidos largos (que quién me lo iba a decir), ir ‘de corto’ tampoco me sienta mal. ¿Lo mejor? Entre nosotrxs, no hacía frío, así que era el momento perfecto.

Un look versátil, apto para las más atrevidas y con ese toque elegante y de fiesta que tanto estamos buscando estos días… Os dejo el resto de fotos y todos los detalles. Que paséis buen finde. Y estudiante, recuerda que pasará. Un último esfuerzo.

Estilismo:

Mini falda de cuero azul, de Stradivarius (c.p.v.).

Torera de cuero azul, de Stradivarius (c.p.v.).

Jersey violeta de manga de murciélago, de Sfera (c.p.v.).

Botines efecto calcetín, de Valentina Zapaterías (38,99 €).

Mini bandolera metalizada, de El Baúl de la Marquesa (c.p.v.).

Medias de Intimissimi (15,95 €).

Colgante de pluma, de Swarovski (c.p.v.).

Equipo:

  • Realización: Lauren Izquierdo.
  • Fotografía: Mamen BG.
  • Maquillaje: Nyx Professional y Sephora.
  • Peluquería: Schwarzkopf Professional.
  • Texto: Lauren Izquierdo.
  • Ubicación: Gran Vía de Madrid.

Gallery:

Eco-glamour

Ay, urbanitas… Que llega diciembre. Sí, y no es que quiera correr, sino que ya está aquí.

Mariah Carey ha dado el pistoletazo de salida – porque ella es la nueva Santa, y no aquel gordinflón que anunciaba la Coca-Cola–, y con ella llega el frío, los resfriados, los exámenes finales y la Navidad.

¿Y os cuento un secreto? Adoro la Navidad. ¡LA ADORO! Adoro la nieve, el olor a mazapán, los mercadillos navideños, las películas y que la gente huela a canela. ¡Porque huele a canela! Y si no, haced la prueba: porque… De verdad, la gente, en Navidad, huele a canela.

La llegada de la época más mágica del año también es sinónimo de fiestas y como tal, eso implica pensar qué regalar para acertar, ir de compras y llevar unos lookazos de infarto.

Ahí va uno, una propuesta para las más tradicionales (y también para las más glamourosas).

© Mamen Búa.

Porque lo clásico nunca falla – y el negro, tampoco. ¿Pero quieres saber lo mejor? Esta combinación es completamente eco-friendly. Sí, exacto, no os estoy tomando el pelo.

Sabéis que soy una persona que se preocupa mucho por el medio ambiente. Así, he hecho lo posible por cambiar mi forma de vivir para contribuir con mi granito de arena a que este mundo sea mejor. No como carne, recliclo, voy en trasporte público y trato de comprar siempre productos que sean respetuosos con el planeta. Como estos.

© Mamen Búa.

Así que, como podéis comprobar, adquirir prendas que sean sostenibles , las famosas ‘líneas verdes’, no conlleva a renunciar al estilo (ni mucho menos al glamour). Porque, queridos amigos, en pleno siglo XXI, deberíamos empezar a cambiar nuestra mentalidad para que la ética vaya antes que la estética.

El 80% de la ropa que utilizamos no se recicla. Y si hablamos de la moda en cifras, deberíais saber que vivimos en sociedades que son expertas en consumir y que están ansiosas por comprar. Trasladando esta idea a los datos, el daño se multiplica en varios ceros.

© Mamen Búa.

Porque hay una realidad, y es que la seducción de la industria de la moda es casi irresistible. Todo el mundo consume moda a diario, incluso quién trata de ignorarla o despreciarla. Y no vamos a dejar de hacerlo. Sin embargo, a estas alturas ya sabemos que la industria textil es la segunda industria más contaminante del planeta, pero lo que puede que no sepamos es que utiliza 3.000 litros de agua para producir un solo pantalón, y que esto se traduce a aguas residuales con químicos que no deberían estar en contacto con nuestra piel.

El coste medioambiental que supone confeccionar una blusa, las condiciones en las que lo hacen, así como su procedencia, influye cada vez más en la decisión de si comprar o no hacerlo. Cada vez, nuestra comunidad es mayor.

Ojalá, como nuevo objetivo para acabar el año, todos pensemos un poquito más en el lugar dónde vivimos. Porque el despertar y la conciencia son más que necesarios.

© Mamen Búa.

Estilismo:

Vestido de lino, de Zara Join Life (59,99 €).

Abrigo de pelo reciclado, de Humana (23 €).

Stiletto metalizado de plástico reciclado, de Stradivarius (c.p.v.).

Medias de Intimissimi (15,95 €).

Colgante de pluma, de Swarovski (c.p.v.).

Equipo:

  • Realización: Lauren Izquierdo.
  • Fotografía: Mamen Búa.
  • Maquillaje: Nyx Professional y Sephora.
  • Peluquería: Schwarzkopf Professional.
  • Texto: Lauren Izquierdo.
  • Ubicación: Madrid.

Gallery: