No somos nadie.

Buenas a todos mis lectores. Como veis lo prometido es deuda y aquí me tenéis. Lo primero que me gustaría mencionar es el terrible dolor y tristeza que me causa el atentado que ha recibido Bruselas. A dónde vamos a ir a parar. Primero Francia, luego Bruselas… Me duele en el alma, y no solo…