Hacer feliz a alguien

21 de diciembre

Querido Santa:

Cada día falta menos para tu gran momento. ¿Te estás portando bien con la Sra. Claus? Deberías, si me entero de lo contrario, este año el carbón será para ti. Palabra de editora. 

Quería confesarte algo. Este año, al igual que los dos anteriores, he hecho un poco de Santa. No quiero robarte protagonismo, ni mucho menos – no sería capaz de hacer lo que haces tú ni aunque me convirtiera en superwoman, pero la Navidad me vuelve una persona llena de amor y de generosidad. Siempre intento serlo, pero vamos… Tú me entiendes.

Es una época que me encanta, y dejando al margen el hecho de lo mucho que parece gustarme el rojo y las galletas de jengibre – la leche no, la leche para ti – siempre trato de tener un detalle con aquellas personas a las que quiero. 

Las tarjetas están pasadas de moda. Siempre son un detalle bonito, no te lo voy a negar porque es una de los salvavidas en los que caigo a menudo, pero este año he querido ir más allá. Desde junio llevo paseándome por las librerías de segunda mano de Madrid una vez a la semana. Me encanta leer – y escribir libros – y como te decía en una de mis cartas, todos estamos cortados por el mismo patrón. Nos parecemos más de lo que pensamos. Es por eso que encontrar similitudes o sentirte identificada con un verso, con una página, un capítulo o una historia, es muy fácil. 

Por tanto, este año he decidido regalar diez historias que me han hecho sonreír y decir ‘jo, como XXX y yo’. Mis personas especiales son más mágicas de lo que ellos piensan. Y hacerles feliz y encontrar una historia a medida que nos identifique ha sido algo más gratificante de lo que pensaba. Es una de las tantas cosas que han endulzado este 2019.

No es gran cosa, pero espero que les hagan la misma ilusión que a mí. No te voy a decir el nombre de los 10 afortunados, pero sí el título de los libros… Se aceptan apuestas:

  • Cambio mis tacones por unas botas de cowboy
  • Melancolía
  • Un científico en el supermercado
  • No me dejes
  • La felicidad es un té contigo
  • Flores en el ático
  • Noches de terciopelo
  • Regreso a Irlanda
  • Uno más uno
  • Londres sin ti
  • Cinematográfico

Cada uno de ellos guarda un recuerdo, una referencia o eso, una historia, con la persona escogida. No sé si será un buen detalle o no, pero el tiempo que dediqué a buscar, encontrar y dar una segunda vida a un libro, escribir mi mensaje y envolver el regalo, me hizo tan feliz… Que solo espero que sonrían. Aunque no tengan tiempo para leer. 

¿Te sientes tú así al envolver nuestros regalos? ¿Sabes ya qué regalarle a la Sra. Claus? Si necesitas ayuda, escríbeme. Creo que encontraré la manera de echarte una mano. Se me da bien hacer regalos. 

No sé qué más decirte. Solo que me apetecía compartir esta historia contigo. Creo que es muy fácil hacer feliz a alguien. El ser humano no necesita tantas cosas materiales. Solo demostrarle que has pensado en él y ser honesto contigo mismo. En los pequeños detalles se haya la diferencia, ¿no?

En fin, no te entretengo más. Dale recuerdos a la Sra. Claus. Y Santa, mucha mierda. 

Recuerdos 

Lauren Izquierdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s