Millennial Executive

Esta es la primera vez que paso separada tanto tiempo de mi bebé, y aunque he ido actualizando con artículos sobre la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, el lado más fashionista de mi persona ha quedado relegado a mi Instagram, la red social de las influencers, siendo yo antinfluencer. Menuda ironía.

Doña estilo, (así me apodaron el otro día un ofendidito en Twitter con dos seguidores por mi crítica de vestuario de los Goya), ha regresado. Hablando con mis compañeros de profesión, hemos llegado a la conclusión de que no os puedo revelar toda la mierda de la fashion (al menos, no de golpe) porque me juego que el año que viene no me acrediten, así que muy atentos a todas mis redes sociales, porque iré soltando perlitas poco a poco (je, je; risa malvada).

En fin, dicho esto, febrero ha dado el pistoletazo de salida y yo he vuelto a la carga. Así que os voy a enseñar uno de los looks que usé para uno de los desfiles. Concretamente, el de la Esne.

Un look de muy ejecutiva millennial, apta para el ritmo de vida que llevo, ¿no os parece? El estilismo ha causado sensación entre muchos de vosotros, (al menos en mi Instagram, esa red para influencers que se ha cargado toda la diversión con sus algoritmos puñeteros). Así que, os voy a hablar de él un poquito:

El mono me lo compré para la Nochebuena de este año. Esa es una de mis reglas de oro: comprar prendas a las que sé que luego les voy a sacar provecho. Este mono es un claro ejemplo. La camisa es maravillosa. Me la compré hace dos temporadas en Zara. Seda salvaje y estampado floral. Una buena compra, la verdad. Las botas, tan maravillosas y tan malditas a la vez… Me quedan grandes ya que he adelgazado un par kilos, pero las apaño con dos horquillas. Trucos, querida. ¿La pulsera? Me la traje a casa por dos euros en las rebajas. Gracias Inditex. El bolso. Ay, el bolso. No me digáis que no os encanta.

Hablemos de marcas: mono, pendientes y bolso de CLP Shop, botas over knee de Pull&Bear, camisa de Zara, pulsera de Stradivarius, medias de Calzedonia. Qué rápido hemos terminado.

Un look versátil, minimalista, cómodo y que estiliza. Las blazers a modo vestido son tendencia este año. Las hay de veinte mil formas y colores. Yo me quedo con esta.

Las perlas también lo son. El collar de perlas gozó de su apogeo durante la época dorada de Hollywood, y fue Chanel y Audrey Hepburn quienes le dieron fama y clamor público. Hoy regresan con más fuerza que nunca. Así que, si vuestras abuelas tienen collares, usadlos, porque están de moda. Yo doy gracias a Madonna porque las mías no sean de verdad. Ya me pesa el bolso lo suficiente.

En fin, me despido de vosotros. Hoy me paso el día en la Universidad. Espero que a vosotros os vaya mejor que a mí.

Sed felices,

Lauren Izquierdo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: