Royal lies

La seguridad se materializaba en su forma caminar. Su mirada era oscura, intensa y profunda. Seducía al mismo tiempo que imponía. Se hacía respetar.