¡Bienvenidos a los 70!

Lunes, lunes, lunes… ¿Qué se supone que te he hecho? ¿Por qué cuestas tanto? Nuestra relación no funcionará si no pones de tu parte. Cooperemos. Hagamos los dos por mejorar…

Cuesta salir de la cama, ¿verdad? Abandonar el fin de semana para instaurarnos en la rutina es cruel, duro y un tanto mezquino. Es una aberración.

Hoy os traigo un post sobre la década de los 70, para que aquellos que hayáis vivido esos años os volváis melancólicos. Sin embargo, para aquellos que no hayáis tenido el privilegio de experimentarlos como es mi caso, ¡bienvenidos a los 70! Es hora de que sepáis lo maravillosos que fueron en cuanto a estilismos.

Muchos especialistas del mundo de la moda afirman que la década de los 70 es la década de la moda más fea. No estoy nada de acuerdo. Feos son los calentadores, y si os dais cuenta volvimos a los 80 y ellos no regresaron (a excepción de ese lapsus que tuvo Amancio que no mencionaremos. AMANCIO CÉNTRATE, eh; CÉNTRATE Y QUE NO SE REPITA). El caso es que si la moda fea no regresa, los 70 no lo fueron: peinados a lo londinense, pantalones campana, tonos tierra, muy otoñales, por cierto… Yo he decidido rendirle tributo a ABBA y esta es mi propuesta:

Este look es una transacción de los 60 a los 70. Es un total white en su versión más clásica y mezcla el minimalismo con la elegancia pija que se estilaba en Londres.

Por suerte o por desgracia, los móviles en aquella época no existían. Todo era mucho más inocente, más puro y más misterioso.

Hablemos de la composición del estilismo: pantalones maxi campana y crop top. Como complementos sandalias de plataforma, mini bolso, diadema, pendientes barrocos, reloj analógico rose golden y cinturón de cuero.

El blanco es un color difícil a la hora de vestir. Además de ser un color que atrae a todo lo que mancha y que se ensucia solo con mirarlo, visualmente achata y ensancha la figura. Posee el efecto contrario al negro. Por ello, he apostado por que fuera una composición monocromática.

Hablemos de marcas: tanto el crop top como las sandalias son de Zara. Los pantalones campana y los pendientes son de Stradivarius, el cinturón y la diadema son de Parfois y tanto el reloj como el bolso son artesanías de mi último viaje a Granada.

Y si hablamos de make up ya sabéis que no me suelo complicar mucho. para esta ocasión me decanté por tonos fríos y metalizados dorados, todo muy futurista. ¿La marca? Sephora.

4c7bd4cc-7768-43df-b5bf-762b6635f46d

Lo que está claro es que remasterizamos todo aquello que nos encanta y que nos aporta algo novedoso. La melancolía es efectiva durante unos minutos, pero pasados unos días se convierte en un lastre y causa tirantez. Así que, si la moda se empeña en devolvernos a épocas pasadas es porque algo nos queda todavía por aprender.

Ya no me queda mucho más que decir. Solo desearos una feliz semana y comunicaros que los artículos dedicados al street style se trasladan a LOS MARTES debido a la columna de los domingos Todo aquello que me ha hecho ser un pelín más feliz esta semana #1, la nueva incorporación del blog. Había que descansar, y los lunes ya se hacían demasiado cuesta arriba. Los cambios son buenos.

Ahora sí que me despido… ¡Hasta el domingo!

Lauren Izquierdo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: