María Escoté transforma a Chanel en una Supernena

María Escoté jamás permitiría que su desfile estuviera medio vacío. A pesar del cambio de fechas que ha afectado a esta nueva edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, María Escoté llena las gradas a pocos minutos de empezar su desfile.

La diseñadora comienza la pasarela con looks atrevidos, divertidos y llenos de color. Son propuestas brillantes que pretenden fusionar la elegancia de Coco Chanel y la fuerza de las Supernenas: “Soy fan de Coco Chanel y he querido imitarla con humor, a través de las Supernenas”.

Estos looks de inspiración deportivo están repletos de lentejuelas, bordados, fruncidos,estampados, flores… y demuestran ser prendas fáciles de llevar con colores vivos como el rojo, el azul, el verde, el blanco y el negro. Pero no solo eso, sino que, a medida que avanza el desfile, los flecos aparecen en escena y protagonizan looks mucho más elegantes.

Además, la próxima novia de María Escoté se casará de blanco y en un chándal lleno de volantes.

Miguel Marinero con ‘Sahel’ y África está de moda

Es increíble como un desfile puede hacer mucho más que presentar una colección. En esta nueva edición, muchos diseñadores han aprovechado para promover el bienestar del planeta, así como ser partícipe de diferentes causas sociales. La firma Miguel Marinero (MM) ha sido una de ellas. África está de moda.

Sahel, su nueva colección, nos traslada al continente africano. Vuelven a utilizar la sastrería y la formalidad como principal fuente de inspiración, pero la inspiración étnica los empuja a añadir vestidos y pantalones vaporosos, los cuales muestran la parte sutil, femenina y algo romántica de una mujer empoderada y elegante. Para los dos looks masculinos, Sahel es elegante, sofisticada y un poco más jovial.

Los colores comienzan con el día: marrones, amarillos, naranjas… El reloj cae, la música cambia y las luces bajan. La noche ha llegado hasta nosotros y la paleta cambia. Propuestas más frías y refulgentes salen a la pasarela con colores como los azules y los negros.

Los tejidos son orgánicos y algo más técnicos: seda, lino y algodón forman los treinta looks que componen la pasarela. Si algo malo he de decir, es que no me parece muy lógico que utilice pieles cuando intenta apoyar una causa social africana.