Lauren at the Oteyza Runway

La moda de hombre es un mundo que apenas se explora. Muchos de mis amigos suelen decirme que nosotras, las mujeres, lo tenemos mucho más fácil a la hora de vestir, y no porque no tengamos variedad, sino por todo lo contrario.
La moda masculina difícilmente sorprende, dirán algunos.
Está claro que no han visto un desfile de Oteyza. Al salir del desfile he tenido clara una cosa y es que esta firma transforma la moda en todo espectáculo. Todavía recuerdo la sensación de congojo y el sentimiento de vacío intenso. ¿Qué por qué? Porque el espectáculo lo ha sido, y ni yo ni nadie podíamos dejar de mirar lo que estaba sucedido.
Raíces ha sido intenso, apoteósico y una maravilla. La performance flamenca nos ha dejado a todos de piedra. Los bailarines, y también modelos, mostraban sus estilismos de colores mediante movimientos amplios y sonidos de castañuelas. La iluminación, el espacio; todo era perfecto, todo estaba milimétricamente pensado.
Eso sí, si algo malo he de decir, es que la organización dejaba mucho que desear, pero no todo puede ser perfecto.
Lauren Izquierdo

Lauren at the Pilar Dalbat Runway

Dicen que los principios no tienen por qué determinar, que no es cómo empieza, sino cómo termina. Lo que me lleva inevitablemente a pensar que, si lo que han visto mis ojos esta mañana era solo el principio, no tengo idea de cómo será el final.
La diseñadora granadina Pilar Dalbat ha presentado su nueva colección Zona Norte en Casa Árabe, un rinconcito de lo más encantador y perteneciente a la gran y sorprendente Madrid. La colección estaba cargada de innovación, vitalidad y una reconversión hacia esas mujeres que buscan prendas más prácticas y más versátiles; para esas mujeres que que no tienen tiempo de pensar qué van a ponerse, para esas mujeres todoterreno.
Para comenzar, el desfile era silencioso, nada de grandes equipos de música. La firma ha decidido que la música solo se escucharía en nuestros oídos y en los de las modelos. Innovador. Diferente.  “Quería aislar y crear una burbuja para trasladarse al patio de una casa árabe”.
Además, Pilar Dalbat ha combinado moda y arquitectura, un nuevo concepto que no deja de ser interesante. Colores metalizados, neutros, fluorescentes, acabados satinados, grandes volúmenes y formas geométricas. Pilar Dalbat ha sabido sorprendernos y algo me dice que seguirá haciéndolo.
Gracias por dejarme vivir la experiencia en primera fila. Ha sido todo un privilegio.
Lauren Izquierdo

Lauren at the Esne Runway

Cómo bien sabéis, acudir a los desfiles de la Esne me apasiona. ¿Por qué? Porque cada año los desfiles son mejores. Sí, así es. Cada año son mejores.
Concretamente, la sorpresa ayer fue mayúscula.
Muchos de vosotros sabéis que no me emociona cualquier cosa y que, generalmente, solo hay una cosa en este mundo me emociona de verdad: la pasión. Me gusta ir al desfile de la ESNE porque allí la pasión se respira, se ve, y se materializa.
Observados fue el desfile que se presentó en la Sala de las Columnas del Matadero de Madrid ayer por la tarde. Los diseños de los alumnos de último curso estaban cargados de sueños, innovación, picardía, valor y talento.
Minimalismo, sportwear, dream princess,… Cada diseño era más sorprendente al anterior y dignos de merecerse un espacio en nuestras agendas, en nuestro tiempo y nuestro corazón.
La Escuela Superior de Diseño Español no utiliza muchos recursos para llegar al público que va a ver el desfile, pero porque no hace falta. Los focos y los verdaderos protagonistas son estos jóvenes diseñadores a los que les aguarda un futuro prometedor.
Y si no se lo creen, juzguen ustedes mismos. Estos son mis favoritos: