Tren con destino a Madrid, descanse

Os escribo desde el tren, uno de mis sitios favoritos para dirigirme a vosotros. Acabo de salir desde la estación de Alicante y me dirijo a Madrid, mi ciudad. ¿Puedo llamarla ya mi ciudad? Yo creo que sí. Es extraño el sentimiento que alberga mi pensamiento cada vez que el tren arranca. No se puede…