467 kilómetros

Hay una cosa en la que no creo, y es en la eternidad. Nada dura para siempre. Ni siquiera la vida. Ni siquiera el aire. Sin embargo, desde el primer decibelio proveniente de mi llanto al nacer, tengo serias dudas. No creo en la eternidad, pero sí en que un sentimiento sea eterno. Muchas veces…