Lo que algún día me dije.

No está dormida. Está muerta, pero lo parece, ¿verdad? Eso tranquiliza tu asquerosa conciencia. Asesino. Criminal. No te ha bastado con humillarla día tras día. Hasta que no le has quitado la vida no has parado. El día de la mujer no existe, porque día de la mujer deberían serlo todos. Tú, que vas diciéndole…