Dear San Valentín, volvemos a vernos las caras.

Catorce de febrero. Enhorabuena.

Imagino que si tuviera pareja y durmiera con ella, hoy la miraría un par de segundos mientras estuviera dormido, sonreiría recordando cuánto lo quiero, y le diría “feliz San Valentín, cariño” nada más despertarse. Lo besaría, iríamos a desayunar a alguna cafetería coqueta de las afueras de Madrid, y esperaría el momento indicado para darle mi detalle; algo especial, algo con sentimiento, algo que emocione y que lleve pensando varias semanas.

Y me haría ilusión, y querría que a él también le hiciera la misma que a mí. Pasaríamos el día juntos, sonreiría tres de cada cuatro segundos, y los escaparates de las tiendas me recordarían lo enamorada que estoy, lo feliz que me siento.

Pero no es el caso. Y sinceramente, día tras día, me pregunto qué es el amor en realidad, qué significan días como los de San Valentín, y por qué seguimos tradiciones que han perdido su sentido original.

San Valentín. Un mártir, un hombre que dio su vida por amor, que el motivo por el cual lo asesinaron fue amar; y que a día de hoy, sigue siendo un héroe y el patrón de muchos recién casados.

No nos damos cuenta, pero la sociedad es vil, es egoísta, narcisista, cruel y ambiciosa. Nos manipulan, tergiversan nuestros deseos y modifican nuestros pensamientos. San Valentín es la excusa perfecta para vender y para comprar. Y es normal, un país se sustenta de la economía. Cualquier motivo es bueno, pero eso no es excusa para justificar que nos están engañando, porque nos están engañando.

Muchos de mis haters más adorables me acusan a mí de superficial. Qué gracia me hace. Qué majos son. Luego celebran San Valentín como si fuera el día de su boda, como si hubieran ganado un Emmy, y se gastan el dinero que no tienen para demostrar lo que no se demuestra con cenas caras o anillos de diamantes. Soy de las que opinan que cada individuo puede gastarse su dinero en lo que le apetezca, ojo, pero me parece muy cínico pedir una segunda hipoteca. Llamadme rara.

Consumismo, inflación de precios y mucha tontería es a lo que verdaderamente recurrimos al celebrar este día lleno de corazones, lencería de seda y bombones suizos.

Nos han inculcado desde pequeños que existen días especiales, cuando especiales deberían ser todos.

Nos han vendido la imagen del día de los enamorados en forma de películas, series, anuncios y “tradiciones”. El supuesto objetivo de este día es rendirle culto a Valentín, cuando perdonadme que os diga, que si Valentín pudiera resucitar, volvería a enterrarse al ver esta cínica, y puede que algo patética, imagen. Que nadie se ofenda.

No somos conscientes de lo valioso que es el tiempo, de lo rápido que pasa, y de que nunca volveremos a ser aquellos que algún día fuimos. No sabemos valorar nada, solo cuando falta; y luego pretendemos solucionarlo todo en días especiales.

¿Hace falta que haya un día para decir, demostrar o sentir amor por una persona?

No sé mucho sobre amor. No lo inventé yo, pero… ¿Amor? ¿El amor no se vive cada día? Al menos eso es lo que me habían dicho.

Entonces, si eso es así, ¿de qué se diferencia San Valentín del resto?

Lauren Izquierdo.

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Carla Andreu dice:

    Gracias por ser clara. Vivimos en un mundo lleno de hipocresía donde domina el capitalismo, y somos demasiado ignorantes como para darnos cuenta. Te sigo, preciosa.

    Le gusta a 1 persona

  2. Sergio dice:

    Qué tiemble Runway, que tenemos a una nueva Miranda Presley

    Le gusta a 1 persona

  3. Saray dice:

    Tu forma de escribir y tu persona en sí me hace recordar mucho a Risto Mejide. He leído que te encanta.
    Dices verdades como puños, escribes lo que opinas de una manera clara y concisa, y encima eres guapa y tienes rollo. Por eso te saltan los haters. Recuerda que sin los haters no somos nada.
    Me ha gustado mucho tu editorial. Hace falta mujeres con opiniones fuertes como la tuya.
    Un saludo.

    Saray.

    Le gusta a 1 persona

  4. Helena dice:

    Dices ese tipo de cosas porque no tienes novio. Si tuvieras pareja estarías esperando a que te trajeran un ramo de rosas. A ver si la cínica eres tú

    Me gusta

  5. Iratxe dice:

    No tendrás novio, pero seguramente puedas recibir regalos o detalles de otras personas son que sean tu pareja ni el día de San Valentín y podrás estar igual o más feliz que si hubiera sido un novio.
    Cada uno tiene su opinión y yo también pienso como tú 😉🤘

    Le gusta a 1 persona

  6. amicubasite dice:

    Precioso cariño mío me encanto el post 💋💋Feliz San Valentín mi niña bella!!!! ❤❤❤

    Le gusta a 1 persona

  7. Me ha encantado el post estoy bastante de acuerdo contigo. Las cosas se nos están yendo de las manos, todo poco a poco está perdiendo su esencia y es una lástima. Muchas gracias por esta maravilla de post compañera! Besoos ❤

    Le gusta a 1 persona

  8. Real y duro como la vida misma. Estoy de acuerdo contigo aunque respeto todas las opiniones. Me ha gustado la frase de nos hacen creer que hay días especiales pero especiales son todos. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s