Morning Glory.

El lunes es como el principio de una cuesta, y valga la redundancia, pero resulta costoso dejarlo atrás. Nunca pensé que me convertiría en ese tipo de personas que prefiere un día antes que otro. Pasé por una etapa en la que todos los días me parecían maravillosos. No sé qué comía, pero ojalá lo…