Francisco Saéz da el pistoletazo de salida a la semana de la moda en Madrid.

No puedo deciros nada más allá de las sensaciones que me provoca la espera del desfile que acontece. El lugar escogido, los jardines tropicales de Atocha, me parece un lugar idóneo: el verde de los árboles, los individuos cargados de maletas, que vienen o se van, y que no son externos a lo que está a punto de pasar; los familiares y amigos que aguardan la cola, todo ello refuerza el innovador concepto de desfile Off.

Dicen que el perfil de público que acude a un desfile dice mucho de lo que verás a continuación.

Y nada más empezar, magia, elegancia, talento y pasión, son cuatro adjetivos que se deslizan a través de mis pensamientos. Estampados tweed, volantes, formas geométricas, rígidas, colores atemporales, e incluso, brilli brilli.

Todo ello reflejado en una colección de dieciocho diseños inspirados, desde mi percepción, en trajes al viejo estilo de Chanel (apodados por mí Channeles millennials) y vestidos y faldas midi muy a los años 60.

Además, este joven diseñador apostó por una pequeña introducción de la moda masculina: faldas rígidas y trajes de cuadros.

El último diseño, un vestido de ensueño amarillo mostaza, con cola y corona incluida, concluyó el desfile Ruge la Marabunta.

En cuanto a maquillaje y peinado, debo decir que me acordé muchísimo del videoclip de Taylor Swift Black Space. Esas pestañas postizas kilométricas en las pestañas inferiores provocaban un efecto de maquillaje corrido, haciendo honor a cuando las lágrimas son lo último que nos queda. Los recogidos eran descuidados, y resultaba interesante poder apreciar el contraste de unos diseños tan formales con todo lo demás mucho menos que informal. El detalle de las hormigas doradas en la cabeza me encantó, muy marabunta. Mi enhorabuena por esa oda a la originalidad.

Eso sí, si algo he de criticar, son los zapatos. Lo siento, pero no había ni uno que me gustara, no conseguía enlazarlos con los diseños. Además, el espacio entre modelo y modelo me pareció excesivo, pero por lo demás, debo reconocer que Francisco Sáez ha hecho un gran trabajo, la colección es increíble, y la 67* edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, no podía haber apostado por nadie mejor para dar el pistoletazo de salida, por lo que agradezco de toda corazón la invitación. Ha sido un privilegio poder apreciar en primera fila tanto talento.

Y vosotros, volvéis a tener una cita conmigo el martes 23.01.18 con el desfile de Beatriz Peñalver a las 17.00h en mi Instagram, y el miércoles en el blog.

Comienza la fashion, sobredosis de talento.

L.I.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s