Lágrimas.

Cuando me pongo a escribir lo que más me cuesta siempre es el titular. Siempre busco algo que os enganche, que sea corto, conciso, impactante y que sea fiel al texto. Sé que puede que no contenga toda la relevancia que le estoy otorgando, que realmente leéis por la calidad literaria y que, como siempre,…