Presas te dejará patidifuso.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Os ruego perdón por el hecho de no haber podido escribir antes, pero es que mi estómago pasa por un camino de baches (dato innecesario, I know it), pero aún así no he querido fallaros y aquí me encuentro.

Hoy es miércoles y de actualidad me gustaría hablaros de una próxima función que se estrenará en el Teatro Principal de Alicante el día 9 de septiembre a las 20.00 horas. El grupo amateur se llama Carafur y La Baranda y tengo el privilegio de conocer a una de las actrices.

img_2347

No revelaré el nombre, pero me ha enseñado muchas cosas dentro y fuera de las aulas, así como fuera y dentro del escenario.

Recuerdo que la primera vez que vi Presas el nombre me impactó. Se apagaron las luces y recuerdo la obra como una experiencia grotesca, en el buen sentido.

Los actores me trasmitieron su dolor, sus lágrimas… Me sentí frustrada. Ellos llevaban incrustado en la sangre su personaje. Sufrían y yo no podía hacer nada para ayudarlos.

Cuando volvieron a encenderse yo lloraba a borbotones, una señora me ofreció su pañuelo de seda (me sorprendí al pensar que todavía existía gente que usa ese tipo de pañuelos) y soltó un suspiro diciendo: lo hacen tan bien. Creo que se quedó corta, honestamente.Todavía guardo el panfleto del teatro donde se estrenó. Tocar dos veces para ampliar.

Es una función que está funcionando muy bien. Ya son varias las veces que la han representado ya.

Presas pone voz a todas las mujeres que lucharon por su libertad y contra el fascismo. Se ambienta en una cárcel de mujeres. Mezcla problemas como el adulterio, los engaños, y problemas de época, en este caso la guerra. Trasmiten su agonía, te hablan con dolor, con lágrimas… Es una función que llega, que toca verdaderamente la fibra sensible.

img_2355

El pasado fin de semana les entregaron seis de los ocho premios en el XXVII Certamen de Aceuchal, en Badajoz. No puedo evitar alegrarme y sentirme orgullosa con lágrimas en los ojos. Estoy deseando que llegue el día de poder disfrutarla otra vez, aunque salga llorando.

img_2348

Solo puedo recomendárosla y deciros que las entradas salen a la venta mañana. Que van a volar y que si tenéis la oportunidad, id. No os arrepentiréis. I promise it.

 

Reutiliza ese fondo de armario, chata.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Dicho y hecho, aquí me tenéis y os doy la bienvenida a la nueva cara de Talla treinta y ocho, escrito por Lauren Izquierdo (alias yo). Con ligeras modificaciones y dos secciones, hemos decidido reinventar un poco a fin de ofreceros una mejor versión del mismo.

Como ya cité en mi anterior post, los lunes y los viernes escribiré sobre la moda. Un concepto genérico, podréis pensar, pero os aseguro que puede que os sorprenda. Los miércoles estarán dedicados a algún tema de actualidad: deportes, cultura, libros, exposiciones, datos curiosos, entrevistas… A fin de que desconectéis y no siempre sea todo lo mismo.

Los típicos blogs de moda que he podido investigar dejan que las fotos hablan por sí solas. Yo creo en esa sensación de parecer que un par de zapatos te estén hablando (sobre todo si son de Miu Miu), pero en mi blog, las fotos nunca hablarán solas. Hablaré yo. Mejor dicho, escribiré.

Dicho esto y habiéndoos dado la bienvenida ya, empieza el post de hoy.

El outfit preseleccionado de mi armario este lunes de esta semana es un mono negro culotte de la marca más codiciosa de Amancio Ortega, Zara. Este mono no es nuevo, y muy posiblemente lo hayáis visto ya escogido en un post anterior.

Bien, he querido mostraros su versatilidad, ya que a simple vista el corte de la prenda y las aberturas en los laterales puede pareceros un tanto excesiva para tomar un café. Maquillarlo he conseguido con una bomber (muy de moda esta temporada) en versión satinada y con colores metalizados de corte oversize, también de Zara, todo hay que decirlo, y con unas sandalias con cuerdas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La clave se esconde tras los complementos.

¿Veis a que me refiero? He disfrutado de haberlo podido rescatar. Sustituir los stilettos por las sandalias y la bomber me ha ofrecido una versión más sporty y más casual de la misma.

Todo sea reinventarse.

La verdad sea dicha, no somos ricos. Muchas personas no pueden permitirse el lujo de gastar en una prenda nueva cada vez que tiene un evento o algo improvisado. Adoro utilizar ciertas prendas que ya he adquirido y maquillarlas para que parezcan otras. Puede que sea una versión algo arriesgada, pero de esta manera, he podido reusar ese mono para la graduación de mis amigos y para salir a tomar un café. Simplemente fantástico.

Y tú… ¿te atreverías a maquillar ese vestido tan elegante que tienes en el fondo del armario y solo te lo has puesto una vez?

Valencia, no llores.

¡HOLA A TODOS MIS LECTORES!

Sé que prometí no escribir tarde, y aquí estoy. He estado de vacaciones estos días en las maravillosas tierras valencianas. Me dieron una semana libre en el trabajo. (En mi defensa diré que me la merecía.) Y me mudé, de manera vacacional, a Valencia.

¿He descansado? Lo cierto es que creo que vuelvo un pelín más cansada de lo que me fui. Muchos dicen que las vacaciones son para descansar, pero los que me conocéis, sabéis que es imposible que Lauren se quede en el hotel mirando la ventana o en la playa leyendo un buen libro.

Lo cierto es que me he leído dos buenos libros. “Uno más uno”, de Jojo Moyes y “Fuera llueve, dentro también, ¿paso a buscarte?”. Si me preguntáis que libro me ha gustado más, os respondería que el de Jojo, sin duda; aunque el otro está bien.

Estos cinco días me he sentido como una auténtica turista. El primer día fui observando las cosas muy detenidamente, pero apenas caminé por las calles de la ciudad. Instalarme, sentirme cómoda y concienciarme de que estaba de vacaciones para mí era primordial.

El segundo día visité el Mercado Central por la mañana. Ese día comí una paella fantástica. Llevaba un ingrediente que no conocía, carrols, o algo así. Chapó. No creo que pueda vivir de nuevo sin ellos. Por la tarde me fui de tiendas, supongo que hay cosas que nunca cambian.

El tercer día me puse las pilas. Muchos sitios que ver y poco tiempo restante. Visité  varios lugares que abrieron mi boca varios centímetros: Los Viveros, el museo de arte, o el de cerámica me sorprendieron muchísimo. Aunque he de decir que Los Viveros superaron mis expectativas. Por la tarde me dediqué a descansar, aunque he de decir que salía a caminar por las avenidas. En uno de los museos pude admirar una exposición de Goya, del mismísimo Goya. Devoré el primer libro al completo y comencé a ver la serie que todos sabéis que estoy enganchadísima: Pretty Little Liars.

El cuarto día también fue intenso. Vi la capilla de San Nicolás, la Lonja y el Ayto. de Valencia. Cuando me dijeron que tenía que ver el ayuntamiento me quedé algo atónita y desconcertada. ¿Un ayuntamiento? Pero lo cierto es que os lo recomiendo. Existe una sala en su interior que se llama Salón Cristal y el círculo de reuniones. Además que es el único ayuntamiento que conozco que en su interior tiene un museo. Por la tarde me volví a ir de tiendas, pero esta vez a un centro comercial, Arena, se llamaba.

 

EL quinto día visité la maravillosa obra faraónica de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Después visité el museo de Las Fallas. El penúltimo día de mis vacaciones fue uno de los que más disfruté. Una obra impresionante. Algo digno de ver. Algo que recomiendo. Por la tarde me fui a correr. Supongo que la horchata había que bajarla de algún modo.

Y aquí estoy, contándoos esto en mi último día de vacaciones. Valencia llora esta mañana, y quiero pensar que es porque me voy, y no porque quiere fastidiarme la vuelta a casa. Me echará de menos, pero no tanto como mi familia, amigos, o mi perrita Chiara. Se puede decir que no he descansado, pero he desconectado de mi día a día, que era a lo que venía realmente.

img_1922

Si queréis saber qué marcas he llevado estos días, no me he salido mucho del camino, incluso en mis compras aquí. Zara, Pull and Bear, Stradivarius, Bimba y Lola, Asos, Vogue, Carolina Herrera y Pimkie.

Me llevo un trocito de lo mejor de Valencia, una gastronomía increíble, unos regalos ínclitos y un sentimiento de añoranza que me costará superar cuando me incorpore de nuevo al trabajo. Quizás es porque las vacaciones son así…

Ahora me despido. Muchas gracias por llegar al final, eso al valiente que haya llegado y gracias. Gracias por seguirme y confiar en mí. Espero que no llegue el momento en el que os decepcione. No me lo perdonaría.

Buenas tardes. El tren saldrá de un momento a otro. Y llegaré a casa. Hogar dulce hogar.

 Snapchat: Lauus99

Insta: Lauurenizquierdo.

Gmail: laurenizquierdo7717@gmail.com

G+: Lauren Izquierdo.

21 buttons: laurenizquierdo.

Tw: LauuraSanchez99

img_1914

Lauren Izquierdo.

QUE LLEGO CORRIENDO…

¡Hola a todos mis lectores!

En primer lugar y en esta tarde cálida del mes de agosto (qué raro que no haga calor (nótese la ironía)) me gustaría disculparme por actualizar tan tarde.

En mi pueblo han sido fiestas(os dejo fotos del desfile, que nos vestimos de mimos en el día del desfile de disfraces, y un trocito del video que bailamos. Sé que os morís de ganas de papar). El trabajo no me ha dejado descansar ni un ápice.

(Nota: si pincháis una imagen os salen todas las demás en una especie de galería.)

Eso sí, mi retorno lo llevo con muchísimas ganas.

Hace un tiempo os comenté que tenía varias prendas sin estrenar,y así era, hasta que entre el sábado y ayer, estrené los dos vestidos que tanto, tantísimo me gustaban y gustan.

¡E INCREÍBLEMENTE TENGO FOTOS!

 

img_0844

El primero es de una página belga, creo que en alguna ocasión os he hablado de ella, pido vestuario muy de vez en cuando, pero he de hablar bien de ella porque la calidad de la ropa es buena, relativamente.

¿Por qué remarco relativamente? Porque como en toda tienda, todo o casi todo consta de qué quieras gastarte. Hay precios que navegan desde cinco o seis euros hasta mil, sin exagerar. Las veces que he adquirido algún producto siempre me ha llegado en perfectas condiciones y siempre antes del tiempo previsto, que eso es muy importante.

El otro vestido, que sé que pensaréis… Uh, cuánta foto. (Se las debo a mi hermana. Ana, si estás viendo esto, te quiero) Lo utilicé para el sábado de cábilas(lo cierto es que salí a las 4pm de trabajar y lo único que pensé fue en colocarme un vestido)

Este he querido lucirlo en varias ocasiones, pero nunca he podido. Es de la página ASOS. Este color es una maravilla. ¿Estaréis de acuerdo conmigo? Adoro esta página casi tanto como Zara. La ropa corresponde siempre en tallas, la calidad de las telas es fabulosa y es relativamente barata. Llega siempre puntual y puedes llevar un seguimiento del pedido.

Sin duda mi favorita es esta:

img_1623

Ambas son páginas de Internet, y por eso me ha resultado curioso e interesante este nuevo post, puesto que así tendréis referencias de páginas para no sucumbir a ese miedo de comprar por la red. Es sencillo y con plataformas como PayPal es mucho más fácil.

Esta feria, aunque me ha estresado mucho y he bebido más café de la cuenta, he podido disfrutar con mis amigos, mi familia y conmigo misma.

Ahora os dejo. Esta entrada la escribí esta mañana, pero por una extraña razón no pude subirla. Aprovecho ahora.

Estoy transformando mi habitación, ¿sabéis? De momento mi padre y yo nos estamos encargando de hacer desaparecer ese violeta horrible azafrán por el blanco. ¿El blanco es el nuevo violeta? No sé, pero llevo media habitación y tengo una sensación de amplitud y luminosidad increíble.

Por cierto, me voy de vacaciones este viernes, por lo que… No tardaré en subir.

Estaré deseando enseñaros las fotos. ¡No puedo esperar!

 

Como siempre os dejo mis redes sociales para que podáis cotillear de más cerca, como muchos estáis acostumbrados ya.

  1. Instagram y su nueva actualización(¿Opinión?): lauurenizquierdo
  2. Snapchat: Lauus99
  3. G+: Lauren Izquierdo 
  4. Twitter: LauuraSanchez99
  5. 21buttons: lauurenizquierdo
  6. Ask: Lauu_99
  7. Gmail: laurenizquierdo7717@gmail.com

 

Y como siempre despedirme dando las gracias por leerme y por lo increíbles que sois.

Esto no sería lo mismo sin vosotros, que me alegráis con vuestras visitas y comentarios. Cada vez somos más. Y me encanta.

Lauren Izquierdo.